Tras el parón provocado por la entrada en vigor de la nueva regulación, semeja que la concesión de préstamos hipotecarios comienza a recobrar el ritmo. De esta manera, aprovechando el impulso del comienzo de un nuevo año, probablemente los que prefirieron no adquirir una residencia en 2019 procuren hacerlo en los próximos meses. Por esta razón, desde el comparador financiero HelpMyCash.com han elaborado un manual en el que se señalan todos los pasos que hay que proseguir para pedir una hipoteca y para acabar el proceso de forma exitosa.
Asegurarse de tener un perfil apto
Primeramente, los especialistas de este comparador aconsejan a los demandantes que examinen su situación para descubrir si son capaces para acceder a un préstamo hipotecario. Uno de los requisitos más esenciales en ese sentido es el de tener ahorrado más o menos el 30% del importe de la compra: un 20% para cubrir lo que el banco no financiará y un 10% auxiliar para los gastos de formalización del préstamo y de la compra y venta.
Además, hay que contar con de unos ingresos suficientes para hacer frente tanto a las cuotas de la hipoteca como a las de los otros créditos que se tengan actuales. Generalmente, en estos casos se aconseja destinar un máximo del 35% de los ingresos familiares al pago de las deudas financieras.
Y como resulta lógico, los bancos asimismo demandarán que los futuros titulares gocen de una cierta estabilidad laboral. Por tanto, valorarán de forma positiva que tengan un contrato indefinido y una antigüedad de múltiples meses o bien años en la compañía. En el caso de no reunir ciertos requisitos, es posible acrecentar las posibilidades de concesión si se pueden aportar garantías auxiliares (avalistas, otra residencia, etc.).
Solicitar financiación a múltiples entidades
Una vez comprobado que se cumplan los requisitos pertinentes, llega el instante de buscar la hipoteca. Ya antes de asistir a ningún banco, eso sí, es aconsejable sondear el mercado para localizar los préstamos hipotecarios que se podrían amoldar mejor a la situación de cada solicitante, algo que se puede hacer con la ayuda de comparadores on-line como el de HelpMyCash.com.
Además de esto, asimismo puede ser recomendable consultar cuáles son las mejores ofertas para hacerse una idea de de qué manera está el mercado. En estos instantes, las hipotecas más económicas a tipo variable son las de EVO Banco (desde euríbor más 0,69%), Openbank (desde euríbor más 0,79%) y MyInvestor (desde euríbor más 0,89%), al paso que a tipo fijo resaltan los créditos de EVO Banco (1,55% a 30 años), MyInvestor (1,69% a 25 años) y Coinc (1,79% a 30 años).
Una vez identificadas las ofertas, llega el instante de contactar con las entidades pertinentes para solicitarles información sobre sus hipotecas. Si piensan que el usuario es capaz, los bancos visitados le entregarán la llamada Ficha de Información Precontractual (FIPRE), en la que se recogen las condiciones genéricas de sus préstamos hipotecarios. En el caso de apreciar sacar adelante con el proceso, va a haber que presentar múltiples documentos a las diferentes financieras (declaración de la renta, últimas nóminas, etc.) a fin de que sus departamentos de peligro examinen la petición.
Si dicha solicitud es aprobada, los bancos emitirán una serie de documentos (la Ficha Europea de Información Normalizada o bien FEIN, la Ficha de Advertencias Estandarizadas o bien FiAE, etc.) con las condiciones de sus ofertas personalizadas. Por ley, dichas condiciones son vinculantes para las entidades a lo largo de un plazo mínimo de 10 días.
Quedarse con la mejor oferta
Desde HelpMyCash.com recomiendan aprovechar esos 10 días de margen para comparar las diferentes ofertas y quedarse con la más atractiva. Para esto, aconsejan fijarse en toda la letra pequeña del futuro contrato: el interés de la hipoteca, sus productos combinados, las posibles comisiones, etc.
Una vez escogida la hipoteca, ya solo va a quedar convenir una data con el banco para firmar la escritura ante notario. Antes de ese día, eso sí, el usuario tiene la obligación de presentarse en la apreciaría para percibir asesoramiento gratuito; una visita que el notario va a aprovechar para cerciorarse de que el futuro hipotecado comprende todas las cláusulas del contrato.

Fuente: larazon.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *