Lavar el motor es frágil y no se debe hacer si no se tienen unos conocimientos mínimos. Dicho esto, asimismo es cierto que es más fácil de lo que semeja y muy aconsejable, especialmente si el vehículo ha tenido fugas de aceite, en tanto que evitaremos peligros de incendio.

Lo primero y más esencial que hay que tener en consideración es que, frente a la complicad de la labor, en el caso de duda han de ser los profesionales los que traten con mimo una de las partes más frágiles del vehículo. Tiene multitud de piezas pequeñas y componentes que pueden verse perjudicados.

Si proseguimos las recomendaciones de Autocasión, estos son los pasos más seguros para adecentar el motor del vehículo y no provocar una avería grave:

Primeramente es conveniente que el motor no esté caliente. Es bueno que esté algo temperado cuando apliquemos el producto desengrasante,que de esta manera va a hacer mejor su trabajo penetrando en la grasa y desincrustando la suciedad. Si el motor está demasiado caliente podemos deteriorar o bien romper el recolector de escape (si es de fundición) por el contraste térmico con el agua.

Hay productos desengrasantes familiares que marchan realmente bien, mas hay que asegurarse bien y leer las instrucciones y peculiaridades, pues ciertos son muy beligerantes con las piezas de aluminio, los plásticos y las gomas.

Tras dejar actuar unos minutos el producto desincrustante lo mejor es ir a un autolavado con pistolas de alta presión y agua caliente. Hay que asegurarse que la instalación deja que lavemos el motor, en tanto que no en todas y cada una nos dan permiso para hacerlo.

Se aconseja aplicar agua caliente a presión con el motor encendido y eludir echar agua en la zona de la admisión de aire. «Con el motor en marcha el alternador está virando y no hay peligro de que entre tanta agua en él, y la que entre va a salir centrifugada de inmediato», aconseja Rubén Hidalgo.

Una vez lavado y aclarado todo, deja el motor encendido con el capó abierto a fin de que el calor evapore toda la humedad y quede seco.

Los primordiales peligros
El empleo del agua de forma incorrecta y con exceso de presión puede provocar fallos y averías indeseadas, singularmente si entra en contacto con alternadores, central, conectores, etc.. 

La limpieza del motor se aconseja hacerla siempre y en todo momento en frío para eludir el contraste térmico entre la humedad, el líquido desengrasante frío y el calor del motor.

Es asimismo esencial que los productos desengrasantes que se usen sean los recomendados, como emplear las cantidades usadas.

No se debe aplicar agua a presión en ningún caso sobre las partes sensibles del motor como alternadores, conectores, manguitos, etc.

Se aconseja asimismo cubrir con plásticos elementos débiles como los que componen el sistema eléctrico del vehículo. Entre ellos los conmutadores, cajas de fusibles y bobinas. Todo ello hay que hacerlo tras el aspirado y limpieza con el cepillo mas ya antes de salpicar con el aerosol desengrasante.

Por último, otra de las cosas que opcionalmente se puede hacer, es desconectar los bornes de la batería con la intención de eludir que el líquido pueda verterse por la zona.

Por qué razón es esencial adecentar el motor
El motor es una de las unas partes del vehículo que muchos dueños ‘olvidan’ en el momento de efectuar un mantenimiento de limpieza. La primera de ellas es que se reduce el tiempo de deterioro del motor. Un motor limpio no mejorará las peculiaridades que tiene mas sí evita que las piezas no metálicas y de plástico del vehículo se puedan ver perjudicadas por una limpieza deficiente que reduzcan su vida útil.

Seguidamente, hay muchos casos de dueños a los que le cuesta distinguir la situación del tapón del anticongelante o bien del aceite, como del depósito de agua para el limpiaparabrisas, debido a la enorme cantidad de suciedad y polvo amontonado bajo el capó. Y es que el paso de los años sin un mínimo mantenimiento hace estragos en un divido que no es estanco.

Otra de las razones que hace esencial la limpieza del motocicleta es, conforme los expertos en limpieza de automóviles, Alvato Luxury Detailing, que la suciedad que se adhiere al motor en forma de grasa conjuntada con polvo y suciedad eleva la temperatura cuando este marcha. Es esencial que el motor trabaje a una temperatura conveniente con la intención de eludir los inconvenientes del funcionamiento a temperaturas sobre lo normal y que puedan afectar a su eficiencia.

El cuarto motivo por el que tener un motor limpio debe ver con el consumo de aceite. Si el motor trabaja con una temperatura conveniente el consumo de aceite se reduce, con lo que mejora su eficiencia y su eficacia.

Por último un enorme cúmulo de suciedad en la maquinaria del vehículo puede dañar los filtros en tanto que existe peligro de taponamiento o bien perforación debido a la presión. Hay que tener en consideración, además de esto, que la imagen exterior que percibimos del motor es el reflejo de diferentes operaciones de combustión que se generan en el circuito, de los cambios de temperatura y asimismo de las diferentes inclemencias del tiempo como el aire, la lluvia, el frío, etc. Y, a esto, debemos incorporar las estaciones secas o bien si vivimos en zonas donde el polvo y la arena conviven diariamente con el vehículo.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *