desatascar atascos de fregaderos

Un fregadero que no drena el agua correctamente, es un problema doméstico muy común, puede así ocurrir en cualquier hogar. Sin embargo, es importante diferenciar entre atascos leves y atascos de cierta envergadura. Pues, de acuerdo con los especialistas en desatascador murcia, dependiendo del tipo y magnitud de la obstrucción se debe proceder de diferente manera.

Así, los medios de reparación que funcionan para un atasco leve, son insuficientes para otros casos. Por lo tanto es preciso identificar ante cuál de las dos situaciones se está para proceder entonces con las medidas de desatasco. 

Un atasco leve, suele causar un efecto conocido como “tubería lenta”, donde el agua tarda en bajar pero finalmente lo hace. En estos casos, el atasco obstruye de manera parcial el desagüe, más no impide el uso del fregadero. Aunque si genera desbordamientos ocasionales, así como olores desagradables y otras incomodidades a causa del mal funcionamiento del fregadero. Por lo general, aparece paulatinamente y si bien no conlleva mayores complicaciones, puede empeorar en la medida en que no se de con una solución.

Por su parte, un atasco de mayor magnitud termina por inutilizar el fregadero, lo cual lo hace mucho más molesto. Además, un atasco total produce olores mucho más fuertes y desagradables. En consecuencia, su reparación no puede ni debe postergarse, siendo inmediata la atención de profesionales como la empresa de desatascos en Manzanares el Real para su arreglo.

Desatascador

El desatascador, es una herramienta útil en todo tipo de atascos. Además, la mayoría de los hogares disponen de uno, por lo que es una alternativa siempre a mano. Pese a su simpleza, este implemento se encuentra entre los más efectivos. Pues, crea un efecto de vacío, a la vez que por fuerza de succión consigue aflojar y remover los elementos causantes del atasco.

La forma correcta de utilizarlo, es llenando el fregadero con al menos cinco centímetros de agua, y colocar el desatascador sobre el sumidero. Seguidamente se debe proceder a presionar hacia arriba y hacia abajo repetidamente.

Vinagre y bicarbonato

Debido a sus propiedades limpiadoras, el vinagre y el bicarbonato es un dúo que no puede faltar en el hogar. Así, es recomendada por profesionales como desatascos Orihuela, como remedio casero para liberar cualquier tubería de leves residuos y suciedades acumuladas.

El procedimiento es muy sencillo, sólo es preciso mezclar media taza de vinagre caliente con un cuarto de taza de bicarbonato. Posteriormente se vierte el brebaje en el desagüe, y se deja actuar durante unos 15 minutos. Por último, es preciso utilizar abundante agua caliente para arrastrar la suciedad que se desprende por efecto del vinagre y el bicarbonato.

Productos químicos

En el mercado es posible encontrar una larga lista de productos químicos destinados a eliminar atascos. Así, cada una de estas alternativas se constituye de diferentes compuestos activos y presentaciones. De igual forma, se puede apreciar que la concentración es igualmente variable, resultando en soluciones más o menos fuertes.

Los productos químicos pueden ser bastante efectivos, sin embargo su uso supone algunos riesgos. Pues, suele tratarse de sustancias corrosivas y abrasivas, propiedad que permite disolver los residuos responsables del atasco. Pero que también pueden afectar la salud de las personas.

En consecuencia, su manipulación debe hacerse concienzudamente y siguiendo siempre las instrucciones indicadas por el fabricante. Además, debe evitarse su uso en caso de tuberías viejas o que se sepan deterioradas.

Llamar a un profesional de la fontanería

Esta es sin duda, la alternativa más conveniente cuando se trata de ciertos atascos de fregadero. Además, supone una solución definitiva y económica. Basta con solicitar un presupuesto para desatascar tuberías en Barcelona para corroborar esto último.

Así, para solventar el problema, los fontaneros hacen uso de herramientas especializadas. Tales como cables desatascadores o desatascadores neumáticos, ante los cuales ningún atasco, ni siquiera los más grandes consiguen resistirse.

También juega un papel muy importante la experiencia de estos profesionales en la reparación de tuberías por desatascos. Pues, eso garantiza una detección más precisa y fiable del problema, así como técnicas especializadas que proveen un resultado extraordinario.

Cómo prevenir los atascos de fregadero

Si bien, los grandes atascos en las manos indicadas consiguen una rápida y eficaz solución, lo mejor es evitar que las tuberías lleguen a tal estado. Por ello, es indispensable adoptar algunas prácticas cotidianas que contribuyan a mantener un fregadero libre de obstrucciones.

Así, en primera instancia se debe evitar tirar los restos de comida por el desagüe. Conviene entonces retirar cualquier rastro de alimento de platos y ollas antes de lavarlos. Asimismo, el aceite deja residuos que se van aglomerando hasta convertirse en un problema de atasco.

Otro importante consejo que contribuye enormemente en el mantenimiento de unas tuberías libres de obstrucciones, es el uso de rejillas. Estas hacen las veces de filtro, separando cualquier trozo de comida o residuo que cae al fregadero. Además, son muy económicas y se consiguen fácilmente en cualquier ferretería.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *