Cómo deben viajar los menores en vehículos de hasta nueve plazas


Que los niños vayan de la forma más segura posible en los desplazamientos es, sin duda, una de las mayores preocupaciones de todo padre. Pero, ¿y en vehículos de hasta nueve plazas? Incluido el conductor, los
menores de edad con una estatura inferior o igual a 135 cm deberán viajar en los asientos traseros, empleando un sistema de retención infantil homologado adaptado a su talla y a su peso. Se contemplan únicamente tres excepciones: que el vehículo no cuente con asientos traseros, que los asientos traseros estén ocupados por otros menores
con su sistema de retención, que no se puedan instalar sistemas de retención en dichos asientos.

Desde
Norauto
, la cadena de mantenimiento y equipamiento integral del automóvil, hace hincapié en la importancia de desactivar el airbag del copiloto en caso de tener que colocar un sistema de retención infantil en el asiento delantero, especialmente si van a contramarcha. En caso de no poder desactivar el airbag, es importante no colocar en ningún caso el SRI en este asiento. Aunque la legislación actual solo obliga a llevar SRI hasta los 135 cm, Norauto recomienda seguir usando sistema de retención infantil hasta los 150 cm, momento en el que el menor está preparado para llevar adecuadamente el cinturón de seguridad y que éste le quede correctamente. Es importante no pasar al cinturón de seguridad antes de tiempo.

Es más, el SRI debe estar homologado. Actualmente en España conviven dos normas de homologación: la R-44/04 y la R-129 (i-Size). Sólo se deben usar sillitas que cuenten con dicha aprobación, ya que esto significa que han superado unos exhaustivos niveles de seguridad. Hay que tener en cuenta que la norma i-Size va sustituyendo poco a poco a la R-44/04. Los sistemas de retención infantil i-Size se eligen según la altura, una medida mucho más acertada y, además, han superado pruebas de impacto lateral.

También es importante dedicar el tiempo necesario a la sujeción. Igualmente hay que seguir las indicaciones del fabricante y hay que tener en cuenta que estos sistemas son los encargados de retener al menor dentro del SRI. Desde Norauto recomiendan no usar abrigos o prendas voluminosas que ofrezcan una falsa sujeción. Lo ideal es que puedan entrar dos dedos de una mano entre el cuerpo del menor y el arnés o cinturón y que no haya dobleces. También se debe evitar colocar la mochila y otros bultos junto al menor, ya que se convierte en un objeto muy peligroso que puede salir proyectado ante un frenazo brusco o accidente. Lo ideal es dejar los objetos en el maletero.

Asimismo, se recomienda el uso de sistemas de retención infantil a contramarcha durante el mayor tiempo posible y, sobre todo, hasta los 4 años de edad, ya que ofrecen una mayor seguridad en las zonas más vulnerables de los niños, como son cuello, cabeza y columna. Un espejo en el reposacabezas nos puede ayudar a vigilar al menor en nuestros viajes.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *