Cómo adaptar la conducción y el coche al horario de invierno


Durante el próximo fin de semana entrará en vigor el nuevo horario de invierno, por lo que amaneceres y anocheceres provocarán un cambio importante en las condiciones en las que nos vamos a encontrar las carreteras.
Además del cambio horario, que hará que se haga de noche antes, con la llegada del otoño los grados del termómetro comienzan a descender mientras aparecen las primeras inclemencias como la lluvia.

Los fenómenos típicos de esta época suponen un riesgo para la conducción ya que afectan a la visibilidad, a la adherencia al asfalto…, por lo que además de realizar algunas comprobaciones previas, no está de más tener presente los riesgos que nos podemos encontrar y el estado de la calzada. Teniendo en cuenta esto, desde
Confortauto Hankook Masters
nos ofrecen 8 consejos para circular con total seguridad en otoño. Toma nota:

1. Revisa los puntos vitales de tu automóvil: El buen estado del vehículo es capital para la seguridad al volante, por ello si queremos
evitar imprevistos ningún elemento debe pasarse por alto: Neumáticos, Motor, Batería, Amortiguadores, Frenos, Dirección, Luces, Niveles de Aceite, Filtros de Combustible y Aire, Correas, Refrigerante, Limpiaparabrisas…etc.

2. Infórmate de la meteorología antes de salir: Intenta crear el hábito de consultar los pronósticos del tiempo antes de salir de casa. Con previsión estarás mejor preparado y en caso de que se produzcan condiciones meteorológicas adversas, siempre que se pueda, es aconsejable retrasar la salida hasta que desaparezcan.

3. Comprueba las luces: Otro de los chequeos necesarios está relacionado con las luces ya que con el horario de invierno aumenta el tiempo de conducción nocturna. La iluminación es determinante ya que, en Europa, el 30% de los accidentes se produce de noche. Es importante recordar que debemos utilizar las luces de cruce cuando notemos esta bajada de luminosidad y, de ser necesario, utilizarlas también durante el día.

4. El otoño es el momento del año en el que más posibilidades tenemos de sufrir aquaplaning ya que las lluvias son intensas, pero cortas. Si nuestra conducción y los neumáticos no están en buen estado, cabe la posibilidad de que suframos un accidente. Un frenazo brusco, un camino en mal estado, o unos neumáticos desgastados pueden provocar una pérdida de tracción y control del vehículo. Para prevenir el aquaplaning tenemos que adaptar nuestra conducción a las condiciones de la vía manteniendo siempre una velocidad segura además de verificar la presión, dibujo y ranuras de los neumáticos para asegurar una buena adherencia a la carretera y evitar el deslizamiento.

5. Cuidado con las hojas: Aunque es un hermoso espectáculo visual, encontrarte con hojas en la carretera cuando sales a conducir en otoño puede resultar peligroso. Si tienes que pasar sobre ellas, reduce la velocidad y hazlo con cuidado, porque pueden estar mojadas y provocar en tu coche un efecto similar al aquaplaning, lo que te pondría en peligro al hacerte perder la adherencia con el asfalto.

6. Los Animales:
Los atropellos a animales y accidentes a causa de intentar esquivarlos son significativamente más altos durante la temporada de otoño. En concreto se producen al amanecer y el atardecer, y éstos ocurren porque los conductores tratan de esquivar al animal demasiado tarde y a velocidad inadecuada. Si conduces dentro de barrios o en entradas rurales, ve con precaución y presta atención a su posible presencia.

7. El viento: Otro de los fenómenos con los que nos podemos encontrar son las rachas fuertes de viento. En este caso tendremos que moderar la velocidad y coger el volante con fuerza y firmeza, sobre todo al adelantar ya el efecto pantalla puede desestabilizar la direccionalidad del coche.

8. Lleva los recambios imprescindibles: Según se puede leer en el Reglamento General de Vehículos en lo referente a accesorios, repuestos y herramientas, «Los vehículos de motor y los conjuntos de vehículos en circulación deben llevar los siguientes accesorios, repuestos y herramientas«: Rueda de repuesto a su presión necesaria o kit reparapinchazos y herramientas para su instalación, chaleco reflectante de alta visibilidad debidamente homologado y dos triángulos homologados de preseñalización de peligro.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *