Comienza la temporada de gripe más impredecible con el Covid aún activo

Publicado el Por Marina S.


El virus del Covid-19 acorraló el invierno pasado a otras enfermedades respiratorias. Fue un año duro por la pandemia pero sin apenas meningitis, bronquiolitis y problemas gripales. En España solo se aislaron doce casos de gripe en todo el territorio nacional, según el sistema de vigilancia de infecciones respiratorias del Instituto de Salud Carlos III. El país no fue el único oasis. Menos del 0,2% de las muestras en todo el mundo dieron positivo en gripe entre septiembre de 2020 y enero de 2021, según datos de la Organización Mundial de la Salud.

Funcionó la vacunación de gripe previa a la inmunización del Covid, el aislamiento, también las medidas de prevención que evitan el contagio como las mascarillas y el lavado de manos. Pero puede que también el SARS-Cov-2, el virus del Covid, no dejara espacio para la circulación de otros patógenos.

La situación de partida esta temporada de otoño-invierno es diferente. Con la pandemia de Covid en retroceso, los expertos en gripe y salud pública avanzan un escenario de incertidumbre y hacen un llamamiento a la vacunación de la gripe. Los brotes podrían ocurrir antes, durar más y afectar a muchas más personas de lo habitual. Y estar ante lo que los médicos anglosajones ya avisan de una izado como ‘twindemia’ (pandemia gemelar, en inglés) por la coexistencia de los virus de la gripe y del Covid-19 al mismo tiempo.

Primeros casos en Cataluña

En Cataluña ya se han aislado los primeros casos de gripe y no serán los últimos. La infección empieza a circular. «Por nuestra experiencia, sabemos que tras una temporada suave de gripe, llega otra de mayor actividad. Esta infección siempre es impredecible pero creemos que habrá más circulación de virus gripales, sobre todo si no hay una hegemonía del SARS-Cov-», advierte José María Eirós, catedrático de Microbiología y director del Centro Nacional de Gripe de Valladolid. Su centro es una de las unidades centinela que vigilan la evolución de esta infección respiratoria en España y en el resto del mundo.

Algunos médicos anglosajones ya advierten de una ‘twindemia’ por la confluencia del Covid-19 y la gripe

Forman parte del Sistema de Respuesta Internacional (GISRS, por su acrónimo en inglés), donde reporta una red de laboratorios e instituciones de salud de 123 países. Recolectan muestras cada año y recomiendan las cepas víricas contra la que se debería combatir la vacuna gripal cada año. El pasado mes de febrero con esa información se seleccionaron cuatro cepas para fabricar las vacunas que están a punto de llegar a los centros de salud y las farmacias. Así se hace cada temporada, pero la predicción en esta ocasión está basada en una circulación del virus de la gripe muy leve en todo el mundo. ¿Acertarán las vacunas? Eirós reconoce que es otra de las incertidumbres de esta temporada, «aunque no tiene por qué no acertar», matiza con rapidez. Otro dato que haría pensar que la gripe pueda ser más intensa es que, al no circular tanto la temporada anterior, hay menos inmunidad natural.

Menos prevención

Al igual que la gripe, el Covid-19, es una enfermedad respiratoria. Usar mascarillas, el distanciamiento físico, lavarse las manos con regularidad, desinfectar superficies, son, señala la microbióloga del Hospital Gregorio Marañón Patricia Muñoz, «medidas muy sencillas y alcance de todos» para evitar contagiranos.

Sin embargo, la relajación de estas medidas que se está produciendo en todo hace que los expertos vean con preocupación la llegada de la gripe. «El año pasado pensábamos que la suma de las enfermedades respiratorias, como el VRS o la gripe, con el Covid-19, podría ser catastrófico. Pero después vimos que el nicho ecológico de la gripe lo ocupó el SARS-CoV-2, y apenas hubo casos. Pero este año, debido a que se han relajado las restricciones, se puede producir una ‘tormenta perfecta’», comenta el médico de familia José Polo.

En este sentido, Roger Paredes, del Servicio de Enfermedades Infecciosas del  Hospital Universitario Germans Trías y Pujol de Badalona, reconoce que no se sabe «cómo va evolucionar».

«Hay quien piensa que los virus compiten entre ellos por el espacio y hay un cierto temor a que este año haya una temporada de gripe y de VRS (virus respiratorio sincitial) mas graves, porque el SRAS-Cov-2 ha dejado ese espacio debido a la vacunación y al menos número de casos», asegura Paredes.

No es de la misma opinión la microbióloga del Hospital Gregorio Marañón. «Los datos que tenemos del hemisferio Sur, especialmente de Australia, donde está terminando la temporada de invierno, nos muestran que ha habido muy pocos casos de gripe y hasta ahora, en Europa, también son escasos». Pero, reconoce Muñoz, en Australia se mantienen las restricciones lo que puede haber influido en los buenos datos.

Cuidado con la sexta ola

Medidas sencillas, como el uso de mascarillas en el transporte público o en interiores donde no se puede mantener la distancia de seguridad, se ha demostrado que previene la gripe. Es una forma de protección que «no tiene impacto sobre la actividad económica y pueden ser gran utilidad», afirma Muñoz. Porque, como advierte el presidente de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen), se han quitado las restricciones «pero siguen las recomendaciones».

«Si no seguimos las recomendaciones, podemos tener una sexta ola y, aunque la mayoría de la población está vacunada, hay ciertos tramos etarios que están sin vacunar», subraya Polo.

Una misma persona se puede infectar a la vez del virus de la gripe y del Covid. El pronóstico es peor

Otro aspecto sobre el que los expertos están pendientes es la posibilidad de coinfección de gripe y covid-19. Y, a pesar de que hay pocos estudios sobre la coinfección por Covid-19 y la gripe en humanos, sin embargo, hay algunos datos que sugieren que los resultados podrían ser peores si un paciente tiene ambos virus al mismo tiempo. «La coinfección también complicaría el tratamiento de los pacientes hospitalizados», señala Paredes, investigador en IrsiCaixa. De ahí la importancia de vacunarse de covid y gripe, afirma. «Las personas han sido muy receptivas a la hora de vacunarse de Covid, pero lo son menos con el virus de la gripe, pese a ser una enfermedad importante que causa muchos problemas de salud», recuerda este investigador.

Vacunarse, la mejor prevención

La mejor manera de evitar consecuencias graves para la salud es vacunarse contra el Covid-19 y vacunarse contra la gripe lo antes posible, sobre todos los grupos de más riesgo; personas mayores, profesionales sanitarios, de educación, inmunodeprimidos, etc. Y, como asegura Patricia Muñoz, «es posible que se vaya extendiendo a la población general».

Las vacunas de Covid no protegen frente a la gripe; sin embargo, algunas vacunas, como la de ARN de Moderna, se ha visto que se puede empaquetar un ARN de Covid y otro ARN de gripe. Se van a iniciar estudios de administración de las dos inmunizaciones a la vez, refuerzo de Covid y vacuna de gripe, en las personas en las que está indicada la tercera dosis del Covid.

Para evitar un nuevo colapso hospitalario, esta vez por la gripe, la respuesta vuelve a ser : vacunar, vacunar y vacunar. Los niños mayores de 6 meses pueden hacerlo contra la gripe, lo que debería ayudarlos a evitar al menos la mitad de la enfermedad gemelar, en caso de que ocurra.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *