“Fijemos la meta, mas no los medios para lograrlo”. Esta es la solicitud que Ola Källenius, nuevo presidente del consejo de administración de Daimler AG desde el pasado 22 de mayo en substitución del doctor Dieter Zetsche, lanzaba últimamente a las administraciones para allanar el camino de la neutralidad tecnológica. Sobre el futuro eléctrico de la marca alemana y otras tecnologías sustentables, el máximo responsable de Mercedes-Benz esgrimía el férreo compromiso con el medioambiente de la firma de la estrella, mas defendía también la pluralidad y la pluralidad de las soluciones por incorporar.
Ambition2039 es el nombre de la estrategia corporativa holística y sustentable de Mercedes-Benz Cars para una movilidad neutra en carbono que abarca sus automóviles, la producción y la cadena de suministro. A lo largo de los próximos 20 años, Mercedes ampliará su gama de híbridos enchufables y de modelos totalmente eléctricos en todos y cada uno de los formatos hasta el momento en que supongan más del 50% de las ventas totales en el 2030. En una primera etapa, el fabricante de Stuttgart aspira, a escala mundial, a que entre un 15% y un 25% de sus matriculaciones correspondan a automóviles eléctricos ya antes del 2025, cifra que en Europa aguardan alcance el 40%.

Los 3 pilares del irrefrenable proceso de electrificación de Mercedes se concretan en las familias EQ Boost (hibridación suave de 48 voltios), EQ Power (híbridos enchufables) y EQ (100% eléctricos). En la actualidad ya figuran en su catálogo 20 variaciones EQ Boost, con etiqueta ECO de la DGT, y para el 2022 todas y cada una de las motorizaciones van a contar con esta tecnología. Los híbridos enchufables de tercera generación –EQ Power y EQ Power + para las variaciones más prestacionales– experimentarán una notable expansión próximamente y alcanzarán los 20 modelos a fines del 2020. Por su lado, de la nueva gama EQ ( full electric) hay previstos 10 lanzamientos en los próximos 4 años.

El diésel, inmerecidamente injuriado y criminalizado por ciertos políticos, desempeñará un papel esencial en esta etapa de transición. Los nuevos motores de gasóleo, acompañados con tecnologías eficaces, emiten entre un 15% y un 20% menos de CO2comparados con los de gasolina, al paso que los niveles de NOx (óxidos de ázoe, las partículas que resultan más dañinas) se han conseguido reducir ya muy por debajo –en ciertos casos, hasta 10 veces– de los límites máximos establecidos por la normativa ­europea.

Diésel y eléctrico
El nuevo Y también 300 es buen ejemplo de los beneficios que aporta conjuntar lo mejor de los sistemas de propulsión usuales con las últimas tecnologías de electrificación. Pertrechado con el motor diésel de 4 tubos más avanzado de la marca, con 194 CV, gestionado por el cambio de 9 marchas 9G-Tronic y trabajando al tiempo con un motor eléctrico de 90 kW (122 CV), transmite al eje trasero un par motor máximo de 700 Nm y una potencia total de 225 kW (306 CV). Ofrece, por consiguiente, dosis altas de dinamismo y un refulgente registro de aceleración: de 0 a 100 km/h en cinco,9 segundos, mas con un consumo homologado conforme NEDC de tan solo uno con siete l/100 km y unas emisiones de CO2en ciclo mixto de entre 41 y 44 g/km, conforme equipamiento.
El Y también 300 de, libre con carrocería sedán o bien familiar, puede recorrer además de esto –a velocidades de hasta 130 km/h– 54 km y 52 km, respectivamente, en modo eléctrico (conforme el ciclo NEDC veinte), lo que le da el propio ambiental de la DGT Cero Emisiones.
Con una composición química de las celdas de la batería cambiada, el nuevo Y también 300 de ofrece ahora un contenido energético mucho mayor: 13,5 kWh en frente de los seis con cuatro kWh de la generación precedente. Y merced al cargador de a bordo con una potencia de siete con cuatro kW, la batería puede cargarse del 10% al 100% en solo 1.30 horas, al paso que usando un enchufe usual emplearía 6 horas.

La berlina diésel híbrida enchufable de Mercedes, que hoy día no tiene competencia directa ni contrincantes de peculiaridades afines en el mercado de España, tiene un costo en este país de 67.400 euros para la variación berlina y de 70.100 euros para la carrocería Estate (familiar). El costo auxiliar del bulto de cargaasciende a 1.600 euros más Impuesto sobre el Valor Añadido.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *