La del actual año va a ser una campaña de Renta olímpica: la Hacienda va a recoger una cantidad récord de declaraciones, con 21,57 millones (un dos,1% más en frente de 2020), de las que cinco.690.000 van a ser a abonar (un cinco,7% más) y 14.330.000 a devolver (-1%), a lo que se agregan 1.280.000 declaraciones negativas (un 26,9% más). Estas son ciertas claves de una campaña marcada por los ERTE

He estado en ERTE, ¿cambia el número de pagadores?

Sí. Si ha recibido prestación por esta situación, el número de pagadores pasa de uno a dos: su empresa y el Servicio Público de Empleo (SEPE). Unos 327.000 impositores perjudicados por ERTE que el año precedente no presentaron declaración han pasado a estar obligados a declarar al haber tenido en 2020 2 pagadores. Si se han recibido ingresos de 2 fuentes diferentes, el umbral mínimo de ingresos que fuerza a presentar la declaración baja de 22.000 a 14.000 euros siempre y cuando se hayan conseguido más de 1.500 euros del segundo pagador. Aquellos trabajadores en ERTE que deban hacer la declaración de la Renta, deberán tributar ahora por unas cantidades que el año pasado no padecieron retención de IRPF.

En un caso así, ¿voy a pagar más IRPF?

Se va a deber abonar el IRPF de las cantidades recibidas en 2020 que el SEPE no retuvo, con lo que resulta conveniente aplazar la declaración y de esta manera ganar unos meses de liquidez caso de que le salga a abonar. Hacienda pone un caso con un salario de 21.000 euros que en 2020 recibiese 16.000 de su empresa y cinco.000 del SEPE al estar en un ERTE. Este trabajador debe ingresar a la Hacienda ahora 1.645,27 euros. Así, sumando las retenciones que se le practicaron en su salario, va a haber pagado dos.504,47 euros en IRPF pertinentes por año 2020, una cantidad afín a los dos.578,8 euros que habría pagado si hubiese recibido esos 21.000 euros y los hubiese tributado solo a base de retenciones.

¿Puedo aplazar el pago?

Sí. Hacienda publicó el día de ayer una orden ministerial en el BOE en la que aprueba que los empleados en ERTE van a poder abonar el IRPF de las posibilidades en múltiples plazos. Concretamente, en 6, desde el 20 de julio de 2021 hasta el 20 de diciembre, sin intereses de demora. El vencimiento se generará los días 20 de cada mes en la segunda mitad del año para aquellos que de esta manera lo pidan.

¿Va a haber empleados en ERTE que terminen pagando más IRPF?

Sí, los hay. En ciertos casos, los trabajadores que deban hacer la declaración de la Renta por haber estado en un ERTE y haber tenido 2 pagadores deberán abonar más impuestos que si hubieran cobrado exactamente la misma cantidad de un solo pagador y no hubiesen estado obligados a hacer la declaración de la Renta. Esto es de esta manera en aquellos rendimientos inferiores a 22.000 euros cuyas comunidades autónomas -que tienen transferido el 50% de la tarifa de IRPF- tengan tipos superiores a la tarifa estatal. Las compañías en general hacen las retenciones en nómina siguiendo los modelos estatales, de manera que al hacer la declaración de la Renta, Hacienda ajusta las diferencias, positivas o bien negativas, con la tarifa impositiva de la comunidad autónoma donde radica el trabajador. En estos casos, conforme cálculos de ABC, la Renta va a hacer que paguen más IRPF los trabajadores de Comunidad Valenciana, Murcia, Aragón, Extremadura, Baleares y Asturias, que en ciertos casos cuentan con un impuesto más elevado entre ciertos de estos ingresos menores a 22.000 euros. Cataluña aprobó una deducción para eludir esta casuística al paso que en zonas como la capital de España, Canarias o bien La Rioja, el tramo autonómico es más bajo que el estatal para estos tramos.

Si he recibido un pago incorrecto del SEPE, ¿debo abonar IRPF por este motivo?

En los empleados en ERTE, hay «varias docenas de miles» de empleados que han recibido pagos incorrectos del SEPE y que, en ciertos casos, van a deber tributar por este motivo. Si el perceptor conoce la cantidad que el SEPE le pagó de forma incorrecta puede hacer la declaración de la Renta tal y como si dicha operación no se hubiese producido, aun si no ha recibido todavía notificación alguna o bien no ha procedido a la devolución. No obstante, si no conoce la cantidad y el SEPE no se lo ha comunicado antes que acabe el plazo, va a deber hacer la declaración de la Renta tributando por esta cantidad y después pedir una rectificación a fin de que el Fisco proceda a rembolsarle la cantidad de IRPF pagada de más.

¿De qué forma afecta a los impositores en módulos el estado de alarma?

En módulos no se computarán como periodo de actividad los días en que estuvo declarado el primer estado de alarma (99 días). Tampoco se tendrán presente los días del segundo semestre de 2020 en los que, estando declarado o bien no estado de alarma, el ejercicio efectivo de la actividad económica se suspendiese por las medidas adoptadas por la autoridad eficiente. Si el impositor consigna un número de días superior a 267 (366 días de 2020 menos los 99 del estado de alarma), la aplicación produce fallo.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *