Conocí a Anne en el hall de la estación de Sants, en Barna. Iba canturreándole a una muñeca y parecía acoplada a la maleta de su padre en una suerte de asiento que dejaba pasearla arriba y abajo. No debía tener más de 3 años y se la veía feliz.
No tardé ni 5 minutos en descubrir que la pequeña iba sentada en la SitAlong Seat, un artefacto inventado hace poco más de un año y medio por King-Yee Man, madre de 2 hijos y empresaria de la ciudad de Nueva York que procuraba facilitarse la vida, primordialmente en los aeropuertos.

Una pequeña viajando en la SitAlong Sea por la estación de Sants
(Fichero)

Hay inventos y también inventos. Ciertos muy originales pero que a nuestro comprender no compensan su derroche y otros que realmente merecen la pena si se viaja con una cierta asiduidad. Siguiendo el ejemplo de King-Yee Man, proponemos cinco gadgets muy prácticos que hoy en día están en el mercado y que suponen una auténtica ayuda a la hora de viajar con niños.

Una silla en tu maleta

Existen primordialmente 2 versiones en el mercado. La SitAlong Seat de la compañía Thing-King y la Bagrider de Mountain Buggy. Las diferencias son notables entre ellas mas el resultado es exactamente el mismo. En la primera, la sillita va acoplada a la maleta. Cualquier maleta de cabina sirve y se pliega sin demasiadas dificultades en el momento de pasar los controles o bien introducirla en los espacios de cabina de los aeroplanos. Está concebida para pequeños a partir de ocho meses y hasta los 22-23 kilos (cuatro o cinco años en dependencia del menor) y cuenta con un cinturón de seguridad de 5 puntos, que garantizan que el menor vaya con toda seguridad.

data-YouTube-vid>

La Bagrider de Mountain Buggy es una maleta de cabina propiamente que se transforma en silla de camino mediante un simple dispositivo. Los pequeños van subidos a la parte alta de la maleta y asegurados asimismo con un arnés de cinco puntos. Asimismo está concebido para bebés a partir de 7 o bien 8 meses, mas solo hasta los 15 kilos (3 años y poco). Cuando ya no precisamos la silla, marcha como una maleta cualquiera.

Alzadores de viaje

Alzador inflable BubbleBum

Alzador inflable BubbleBum
(Bubbleboom)

Los que agradan de viajar a su aire arrendando un vehículo deben contemplar asimismo el gasto que supone el alquiler de las sillas de pequeño, que acostumbran a fluctuar entre los cinco y los 15 euros al día. Un gasto que a nuestro comprender no tiene discusión alguna tratándose de bebés y pequeños hasta los tres-cuatro años, mas que se puede empezar a discutir cuando la normativa les deja viajar con alzadores. Uno de los más efectivos por el poco espacio que ocupa y pues está homologado a nivel europeo es el
BubbleBum
, un asiento ascensor portátil y también inflable diseñado para pequeños de entre cuatro y 11 años. Cuando está inflado mide 28 cm x 28 cm x 11 cm y pesa 500 gramos, lo mismo que un bulto de galletas.

Mochila Trunki Boostapak

Mochila Trunki Boostapak
(Trunki)

Otro alzador muy práctico y que se presta a más posibilidades, viene en formato mochila a fin de que lo puedan llevar exactamente los mismos peques a partir de cuatro años. Su nombre:
Trunki BoostApak
(¡toma ya!), inventado por exactamente la misma casa que las conocidas maletas-correpasillos de plástico duro y en forma de todo género de animales simples de ver en cualquier aeropuerto del planeta. La gracia de esta mochila que se transforma en alzador es que está homologada y que tiene capacidad para poner dentro ciertos juguetes, una muda, un pijama y hasta una chaqueta no demasiado gruesa (comprobado). Aguanta de 15 a 36 kilos, lo que deja emplear este invento hasta los 11 años si desean, si bien vacilamos que los adolescentes se presten a llevar por la calle esta mochila, por muy prudente que sea. También nos puede solventar la papeleta en un restaurante con los más pequeños.

Bandejas para ir de ruta

Una de las muchas bandeja de juegos que hay en el mercado para viajar en coche

Una de las múltiples bandeja de juegos que hay en el mercado para viajar en vehículo
(Fichero)

Este es un artefacto cuya funcionalidad está más que probada en viajes por carretera, cuando solamente subir al vehículo los peques ya están preguntando: ¿en qué momento llegamos? ¿falta mucho? Para eludir a lo largo de un rato (no se ilusionen pues nada dura eternamente) semejantes preguntas, mejor pertrecharlos desde el comienzo con estas funcionales bandejas donde no solo van a poder dibujar o bien jugar en una superficie dura, sino van a tener a mano cosas que les pueden ser precisas como agua, galletas, juguetes, etc, organizados en los laterales. Existen varios modelos actualmente en el mercado con diferencias poquísimo notables entre unas y otras en lo que se refiere a funcionalidad. Otra cosa es el costo.

Portabebés ultraligero

Mochila portabebés Boba Air

Mochila portabebés Boba Air
(Kangura)

Hay una extensa gamma de mochilas y pañuelos flexibles para portar a los bebés, mas tratándose de un viaje largo donde prima no ocupar demasiado espacio no hay duda que la mochila portabebés

Boba Air
tiene mucho que decir. Pesa apenas 300 gramos (menos que el bulto de galletas) y plegada ocupa 68×30 centímetros. Está concebida para poder emplearse desde los 4 meses (desde siete kilogramos) hasta, más o menos, los tres años, si bien bien es verdad que esta mochila no puede substituir a un portabebés de empleo continuado. Está concebida para el uso ocasional –viajes, ideal o bien cuando los peques aprenden a caminar y están de forma continua subiendo y bajando de los brazos–, y al estar fabricada en nylon es muy fresca para el verano.

Seguridad a la vista

En el momento en que nos movemos por grandes urbes, por lugares y calles muy frecuentadas, por playas atestadas… una de las primordiales preocupaciones de los progenitores es no perder de vista a los pequeños. Apenas se precisa un minuto a fin de que se desate el pavor. Por esta razón ya están en la calle muchos artefactos de seguridad –relojes, pulseras, dispositivos– aun ciertos concebidos para determinar la geolocalización de los menores en el caso de pérdida o bien la activación de una alarma cuando el menor se distancia a ciertos metros de los progenitores.
La seguridad es indispensable en el momento de viajar conforme nuestro criterio. Determinar qué gadget puede sernos más útil queda a criterio de cada padre. Cada uno de ellos tiene sus preferencias. En ocasiones con un simple adhesivo vistoso con el teléfono de los progenitores es suficiente. O bien aun cuando no se tiene nada a mano, un simple boli es suficiente. Aun en el extranjero, si uno recuerda de poner el prefijo de España.

Relojes, pulseras y adhesivos para mayor seguridad

Relojes, pulseras y adhesivos para mayor seguridad
(Fichero)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *