Las vacaciones veraniegas, aun unas tan atípicas como las presentes, se hallan entre los instantes del año en los que los usuarios más emplean sus «smartphones» y, por esta razón, asimismo una de las más peligrosas para su información. Si no desea correr peligros y ser víctima de alguna ciberestafa o bien filtración de datos, es esencial que prosiga una serie de prácticas precautorias. Y es que, si bien en la red de redes la protección total no existe, aspirar a ella jamás está de sobra.

Ojo con las ciberestafas
El «phishing», o bien las estafas en las que los atacantes suplantan a terceros para hurtar información, se hallan a la orden del día. En esta temporada del año, por servirnos de un ejemplo, es bastante frecuente que los atacantes se hagan pasar por inmobiliarias y agencias de viajes para mentir al usuario y hurtarle datos personales y bancarios. De ahí que, todos y cada uno de los especialistas aconsejan sospechar por sistema de cualquier correo, SMS o bien WhatsApp que recibamos. En especial de aquellos que llevan la firma de alguna empresa famosa. Lo mejor que podemos hacer para salir de dudas en estos casos es ponernos en contacto por otra vía, como sería por medio de una llamada telefónica, con la compañía que, en teoría, nos ha contactado.

Emplea claves de acceso robustas
Las claves de acceso son las llaves que dan acceso a todas y cada una de las plataformas que un usuario emplea en la red de redes, con lo que es indispensable procurar edificarlas de manera que resulten lo más robustas posible. «Una buena clave de acceso debe tener una longitud notable y ser comprensible. El usuario no debe emplear en ningún caso una palabra que deba ver con él, como sería su mes de nacimiento o bien su nombre. Asimismo debe contar con números, letras y signos singulares, como serían asteriscos o bien símbolos del dólar», señalaba a ABC el especialista en ciberseguridad Deepak Daswani hace unos meses. Además, es conveniente mudar las claves de manera regular.

Cuidado con las WiFi públicas…
Obviamente, las redes WiFi públicas son de mucha ayuda cuando salimos de casa por vacaciones y no deseamos consumir toda la tarifa de datos. No obstante, debemos se conscientes que estas conexiones son bastante simples de «hackear». Por este motivo, no es conveniente que cuando estemos empleándolas consultemos información sensible, como sería la cuenta del banco o bien las redes sociales. Lo idóneo es usarlas solamente para efectuar consultas genéricas que resulten indispensables. Además, se debe tomar en consideración que el modo perfecto incógnito resulta más seguro.

Y con lo que publicas en redes
Las redes sociales son una herramienta realmente útil para estar en contacto con familiares y amigos. No obstante, las publicaciones que efectuamos afirman mucho sobre nuestra privacidad; de ahí que es esencial emplearlas con sabiduría. «Una fotografía o bien vídeo puede descubrir considerablemente más información de lo que crees, como tu localización, el tiempo que estarás fuera de casa o bien alguna pista con la que un ciberdelincuente podría preparar el gancho idóneo para un ataque por ingeniería social», explican desde la Oficina de Seguridad del Navegante.

Menos aplicaciones
Cuantas menos aplicaciones se descargue en el móvil mucho mejor. Cabe rememorar que las tiendas digitales están infestadas de «apps» que, si bien en apariencia semejan francas, alojan código malicioso en su interior. Esto es singularmente frecuente en servicios destinados a la edición de fotografía o bien relacionados con la moda. Si no desea caer en la trampa, lo mejor que puede hacer es fijarse en los comentarios de usuarios que las han descargado anteriormente y contar con un antivirus comercial instalado en el dispositivo.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *