El creador y primer accionista de Inditex, Amancio Ortega, ingresará este año un total de 1.626,2 millones de euros en término de dividendos de la compañía cuando cobre este lunes, cuatro de noviembre, 813,1 millones de euros por la última remuneración del año que abonará la firma gallega a sus accionistas. Concretamente, Ortega va a recibir los prácticamente 1.630 millones de euros en dividendo por medio de las sociedades Pontegadea Inversiones y Partler, con las que controla un 59,294% del accionariado de Inditex, en frente de los 1.386 millones que percibió por exactamente el mismo término en 2018. En los 1.626,2 millones de euros que ingresará el creador de Inditex este año se incluye, aparte del dividendo ordinario, que supone un ‘pay out’ del 60% del beneficio, el dividendo excepcional de un euro por acción a repartir en los años 2019, 2020 y 2021, notifica Europa Press. El primer efecto de la nueva política de dividendos de Inditex es un aumento de la remuneración al accionista del 17% en el presente año, que supone repartir 0,88 euros por acción, 0,66 euros como dividendo ordinario y 0,22 euros, excepcional. Un primer pago de 0,44 euros se materializó el pasado dos de mayo, y el segundo pago por exactamente la misma cantidad el próximo cuatro de noviembre. Amancio Ortega es el primer accionista del gigante textil, con una participación de prácticamente el 60%, equivalente a un bulto de 1.848 millones de acciones. Por su lado, su hija Sandra Ortega, que tiene el cinco,053% de la firma gallega, va a cobrar este año más de 138 millones de euros en dividendos de Inditex, la mitad asimismo este lunes, en frente de los 118,1 millones que percibió el año precedente. En suma, la compañía va a pagar este año a sus accionistas en término de dividendo más de dos.742 millones de euros, en frente de los dos.335 millones de euros que abonó en 2018. El creador de Inditex invierte una parte de los dividendos que recibe de la compañía textil en el campo inmobiliario por medio de su firma de inversión Pontegadea Inmobiliaria. Ortega tiene la mayor inmobiliaria de España, centrada en la compra y venta y alquiler de grandes edificios, con una cartera de activos inmobiliarios integrada esencialmente por edificios de oficinas, no residenciales, ubicados en el centro de grandes urbes en España, R. Unido, U.S.A. y Asia. En verdad, el creador de Inditex cerró 2018 con una cartera inmobiliria valorada en nueve.767 millones de euros, lo que supone un aumento del 11,5% con respecto al ejercicio precedente, agrupada en su sociedad Pontegadea Inversiones, que cuenta con un patrimonio neto de 23.493 millones de euros, superior a los 21.006 millones de euros de un año ya antes. Al cierre del ejercicio 2018, Pontegadea Inversiones contabilizaba activos de diversa clase de 31.762 millones de euros, lo que supone un aumento del nueve,4% con respecto a los 29.028 millones de euros anotados en 2017. La sociedad patrimonial de Ortega registró un beneficio atribuido de 1.817 millones de euros en 2018, un 23% más que el ejercicio precedente, que cerró con unas ganancias de 1.475 millones de euros.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *