Mejorar las ventanas o bien el sistema de iluminación de un edificio para hacerlo más sustentable y ahorrar de este modo energía es la meta del Plan de Rehabilitación Energética de Edificios (PREE) que tiene en marcha el Gobierno regional. Las ayudas llegan hasta el 35 por ciento del valor de la reforma que se acometa, y pueden pedirlas tanto empresas como particulares. El Plan está dotado con 39,2 millones de euros, y ya se están administrando 226 de estas ayudas, por un valor de algo más de 14 millones de euros. Todavía pueden solicitarse: hasta el 31 de julio, en este enlace.

El consejero de Hacienda, Javier Fernández-Lasquetty, visitó el día de ayer el Edificio Bruselas, en Las Rozas, que se favorece ahora de una de estas ayudas para ser más sustentable. En concreto, en estas oficinas se trabajará en la mejora de la envolvente térmica, y la Comunidad subvencionará el cambio de 240 ventanas y el aislamiento de la cubierta, de más de 1.200 metros cuadrados, mediante una ayuda de prácticamente 90.000 euros.

Con estos trabajos, se marcha a favorecer una reducción en el consumo de gas natural y electricidad en la edificación, que va a suponer un ahorro de cinco.800 euros por año. Y asimismo se reducirá la emisión de CO2 en unas 15 toneladas por año.

El Plan PREE ayuda a financiar las obras que suponen mejora del aislamiento y las instalaciones térmicas, incorporando energías renovables, y asimismo la instalación de sistemas de iluminación eficaz tanto en edfiicios completos como en residencias unifamiliares de la zona.

El consumo de energía en el parque de edificios supone prácticamente la quinta una parte del total de España, y más de una tercera parte de la electricidad, aparte de ser responsable del 20 por ciento de las emisiones de CO2 a la atmosfera.

El PREE cuenta con 3 líneas de actuación: ayudas para progresar la envolvente térmica, para las instalaciones de generación térmica -calderas- incorporando fuentes renovables de energía, y para la eficacia energética en materia de iluminación.

Cerramientos o bien energías renovables
Los incentivos que entrega la Comunidad pueden llegar hasta el 35 por ciento del costo, y al 15 por ciento en la mejora de los sistema de iluminación. Para poder acceder a las ayudas, los proyectos deben asegurar la reducción del consumo de energía final, cuando menos, en un 10 por ciento respecto a su situación de partida, y progresar la calificación energética total del edificio cuando menos en una letra.

Desde el momento en que se puso en marcha el PREE, la Comunidad de la villa de Madrid lleva gestionadas 226 peticiones, con un precio de 14,5 millones de euros en conjunto. El 93 por ciento de ellas son para obras que se efectúan sobre edificios residenciales -la primera línea de actuación, la mejora de la envolvente térmica, es la más pedida-.

El 69 por ciento de los proyectos se refieren a actuaciones sobre tal envolvente térmica -cerramientos y aislamiento-, al tiempo que el 47 por ciento se refiere a la substitución de sistemas de energía usual por otros renovables.

Las ayudas las pueden solicitar tanto personas físicas como jurídicas, titulares o bien inquilinos de inmuebles que se destinen a empleo residencial o bien empresarial. El plazo máximo para la ejecución de las obras va a ser de 18 meses desde la comunicación de la resolución de la concesión.

Cabe la posibilidad de ayudas auxiliares para las edificaciones de residencias que hayan sido calificados de protección pública o bien que estén ubicados en un Área de Regeneración y Renovación Urbana o bien Rural, y las residencias unifamiilares que dispongan del bono social (con descuento en la factura eléctrica por ser considerado consumidor frágil por situación de desempleo o bien otras).

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *