Hasta en la Pradera de San Isidro, el día del patrón, el presidente del Partido Popular, Pablo Casado, halló la manera de charlar de Catalunya, por el hecho de que charló de un la capital española “sinónimo de España, en frente de los independentistas y a los batasunos”. Lo hizo en 2 vertientes, por la presencia de los miembros del Congreso de los Diputados independentistas que están en la prisión, en la sesión de constitución del nuevo Parlamento, y por la resolución de ERC de no votar a Iceta a fin de que sea designado miembro del Senado, lo que a juicio de Casado es la constatación de que Sánchez está a cargo de los independentistas y que toda vez que les precisen en una votación solo le van a apoyar a cambio de concesiones, “como ocurrió en Pedralbes”.

Para Casado, la presencia de los independentistas presos, en el Congreso, supone que “unos presos que han dado un golpe al estado, desean instrumentalizar el Parlamento para continuar con su hoja de ruptura”. Mas lo peor, afirma, es que “un gobierno en funciones, que de forma previsible volverá a formar ejecutivo, prosigue procurando congraciarse con ellos”. Y una forma de congraciarse, a juicio del presidente del Partido Popular es “proponer a Iceta, el de los referendos, el de la consulta, el de los indultos, como presidente del Senado, o bien no haciendo nada para terminar con la ilegalidad de la Generalitat”.

Cesiones

El presidente del Partido Popular adelanta que si Sánchez saca adelante la candidatura de Iceta va a ser por el hecho de que ha cedido

En lo que se refiere a la resolución de ERC impedir la elección de Iceta, casado recordó que el Partido Popular no ha visto bien su candidatura a encabezar el Senado, desde un inicio, “porque una persona que ha dicho que los presos golpistas no habrían de estar en las prisiones, o bien aquello de que en 10 años habría una consulta, o bien que confiaba en los indultos a los presos independentistas, no es el indicado para encabezar la Cámara”. Una Cámara, recordó que “dependiendo de hasta donde llegue el reto de la Generalitat puede tener que aplicar otra vez el artículo 155 de la Constitución”.

De ahí que, Casado estima que si Sánchez logre sacar adelante su candidatura, solo va a ser cediendo a las “contraprestaciones que los independentistas han puesto sobre la mesa”. En este sentido, recordó que Elsa Artadi afirmó que ya no iban a abonar por adelantado, que “van a abonar al contado”, con lo que concluye que “cada paso que intente dar Sánchez, que necesite los votos de los independentistas, va a requerir una contrapartida”. Contrapartes que a su juicio no va a ser poca cosa, por “ya lo vimos en Pedralbes” que eran “contrapartidas inaceptables para la democracia española”.

Contrapoder

Casado asevera que solo con un buen resultado del Partido Popular Sánchez va a tener un contrapoder que le frene

De ahí que, Casado insistió en uno de sus mensajes de esta campaña, que “dependiendo del resultado del 26 de mayo, Sánchez va a poder convenir con los independentistas y los de Podemos, sin que pase nada, o bien se tentase la ropa para poder ver que acuerdos realiza”. De ahí que precisa un buen resultado que le deje sostener poder territorial, que sirva de contrapeso al Gobierno de Pedro Sánchez.

¿Te semeja bien que Miquel Iceta encabece el Senado?

No

La encuesta está cerrada

Votar
Total votos: 0

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *