Carlos Sainz, conduzco de España del equipo McLaren, ha explicado que está «en mitad de un sueño cumplido y por cumplir» en la Fórmula 1, tras una quinta temporada en la que ha conseguido su primer pódium, objetivo que va a ser «difícil» reiterar en 2020, al paso que ha apuntado que «no hay motivos para mirar a otro lado» por el hecho de que ya está «muy contento» su actual equipo.

«No hay objetivos precisos para 2020. Es fundamental que no se pare la progresión que llevamos y que prosigamos recortando tiempo con los equipos de delante. Entonces para 2021 y 2022 no sabemos qué pasará. 2020 es un año para continuar la tendencia y para continuar mejorando. Mi preocupación yéndome a las vacaciones es cero», explicó Sainz frente a la prensa en la villa de Madrid.

El madrileño apuntó que el próximo año le «gustaría reiterar pódium y terminar sexto en el Mundial» nuevamente, mas que «siendo realistas será complicado». «Me agradaría que llegase el primer pódium de McLaren en mérito, esto es, sin que fallen los mejores, mas asimismo será difícil», reconoció, involuntariamente mirar alén de 2020, cuando expira su contrato con el equipo inglés.

«Es prontísimo para charlar de 2021. No oculto que estoy contentísimo con este proyecto y si el próximo año se da otro paso adelante me va a motivar aún más. En estos instantes no hay motivos para mirar a ningún otro lado por el hecho de que estoy contentísimo en McLaren», resumió.

En lo que se refiere al panorama general de la F1, valoró que «el comienzo de 2020 será semejante al final de 2019. Proseguirán los 3 equipos dominantes y ojalá seamos el primero que consiga recortar distancias. Desde 2017 ninguno ha logrado bajar del segundo de diferencia con esos 3 y esperemos McLaren sea el primero», señaló.

«2021 es la enorme ocasión para todos, para la F1, los equipos, los pilotos, para hacer un inicio de cero. Esperemos sea más competitiva y más amena todavía», deseó sobre el enorme cambio que se espera para ese año en la competición.

«En mitad de un sueño cumplido y por cumplir»
Cumplido su primer quinquenio en la F1, el madrileño resaltó que se halla «en mitad de un sueño cumplido y por cumplir. La gente se olvida al decir que son 100 carreras y ya tocaba, mas con la F1 actual absolutamente nadie me garantizaba que el pódium fuera a llegar por el hecho de que hay 3 equipos que acostumbran a copar las 6 primera situaciones. Fue singular que el pódium llegó en una carrera donde salía último y que además de esto no fue en mojado«, recordó sobre su éxito en Brasil, donde pasó «un fin de semana muy raro».

«El sábado no pude dar ni una vuelta y me puse de malísima leche. Me costó conciliar el sueño, pensaba lo largo que se me iba a hacer la carrera y todo pintaba negrísimo. Entonces en la carrera me siento cómodo desde la primera vuelta y veo que me va saliendo todo, no podía dejarlo escapar. Mi subconsciente no deseaba creerse la sanción de Hamilton por el hecho de que si entonces no era verdad me iba a pasar una semana deprimido», recordó sobre aquel tercer pues llegó con mucho suspense.

«El año ha superado mis esperanzas y las del equipo, mas asimismo estoy convencido de que se puede continuar mejorando», resaltó, si bien siendo consciente de que puede prosperar cosas como «los 7 ‘ceros’ por el hecho de que son muchos puntos perdidos. Sin esos inconvenientes se podría haber llegado a 100 puntos bastante fácil», lamentó.

Repasando la época, remarcó que «Bakú fue uno de los puntos de cambio. En las primeras carreras era rapidísimo y me sentía bien con el vehículo, mas el resultado final no terminaba de llegar. Sabía que las cosas se hacían bien, mas no tenía de qué forma probarlo. Desde ahí no hubo quien nos parase», recordó.

La estabilidad en McLaren
Sainz, a mitad de su primer contrato de múltiples años en la F1, no escondió que esta estabilidad «seguro que algo ha influido. Es un Carlos que jamás había habido ya antes por el hecho de que mis 3 primeros años en F1 en Red Bull eran a año y, si bien fueron buenísimos, no tenía esa estabilidad ni el proyecto en un medio plazo que ahora tengo con McLaren. Me chifla desarrollar turismos y la primera ocasión que he tenido de hacerlo en F1 va bastante bien. Tenía muchas ganas de una situación de este modo por el hecho de que sabía que tenía potencial», meditó.

Tener «un contrato más estable» asimismo provoca «no tener que pelearte con un compañero» por la continuidad, en un caso así Lando Norris. «Llega esa estabilidad y ese buen rollo de ir todo el equipo cara adelante. Me he encontrado con un tío como Lando con el que me he llevado realmente bien desde la primera carrera y estoy convencido de que eso ayuda al equipo a ir cara adelante», afirmó.

Para finalizar, Sainz se refirió a la relación con su padre, que en el primer mes del año empezará un nuevo ataque al Rally Dakar, y desveló que «cada año que pasa es menos pesado. Ve a su hijo más formado y con más experiencia. Todos los años que pasa confía considerablemente más en mí, ya ve que soy un líder de equipo que no precisa tener a alguien por encima que le afirme las cosas, mas siempre y en toda circunstancia lo tengo ahí a fin de que lo necesite. Prosigue siendo un tanto tutor, consejero, y eso me prosigue gustando», concluyó.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *