El expresidente de la coalición automovilística franconipona Renault-Nissan-Mitsubishi, Carlos Ghosn, contactó con el productor de Hollywood John Lesher (que tiene un premio Oscar por su película Birdman), para ofrecerle efectuar un largo sobre su vida, unos días ya antes de su escapada sorpresa de el país nipón a Líbano.

En la obra, Ghosn describiría de qué manera ve su «injusto» encarcelamiento por la parte de funcionarios nipones y su lucha por probar su inocencia, conforme han informado personas conocedoras de la charla al diario estadounidense ‘The New York Times’. Así, el villano de la película sería el sistema de justicia japonés. Pese a ello, las conversaciones no llegaron lejísimos.

Días después Ghosn abandonó el país asiático a bordo de un aeroplano privado y, aparentemente, paró en Turquía ya antes de llegar a su destino en Beirut. Este jueves, agentes de la Fiscalía de el país nipón penetraron en la residencia de Ghosn en la capital japonesa en el marco de la investigación por su fuga.

Ghosn, de nacionalidad francesa, brasileira y libanesa, habría escapado oculto en la caja de un instrumento aprovechando la celebración navideña festejada en su casa de Tokyo. No obstante, el operador de vuelos privados MNG Jet Havacilik ha asegurado que el aeroplano en el que viajó el expresidente de Nissan no incluía en la documentación que el directivo fuera de pasajero.

Ayuda de un empleado
Conforme un comunicado de la compañía, que recoge Bloomberg, un empleado de la compañía, que es investigado, aceptó haber falsificado el registro y haber actuado solo.

La firma asimismo ha informado que en el mes de diciembre fueron alquilados 2 aeroplanos. Uno de ellos voló de Dubai a Osaka (el país nipón) y después a Estambul. El otro viajó de la ciudad de Estambul a Beirut. «Los 2 contratos de alquiler supuestamente no estaban conectados entre sí», aseguró el directivo de MNG Jet.

El Ministerio de Interior de Turquía ha empezado una investigación con relación a el vuelo efectuado por el exdirectivo de Renault-Nissan-Mitsubishi con destino a Líbano y que se sospecha paró ya antes en Turquía.

Con relación a esta investigación puesta en marcha por la parte del Gobierno turco han sido detenidas 7 personas, 4 de ellas pilotos, sospechosas de haber ayudado a Carlos Ghosn en su escapada cara Beirut.

Salió solo de su casa

Ghosn salió de su residencia el último día de la semana sin acompañantes y jamás retornó, conforme señalaron fuentes de la investigación a la cadena local NHK conforme con las imágenes de vigilancia puestas en su domicilio, y recoge Efe.

Según NHK, conforme las imágenes de las cámaras de seguridad muestran de qué manera Ghosn sale en su solitario de su casa cerca del mediodía del domingo, con destino ignoto, y las imágenes recuperadas no lo muestran retornando a casa. A la hora en la que salió de su casa Ghosn, las imágenes no muestran otras personas entrando o bien saliendo de la residencia que tenía el expresidente de Nissan, en el distrito tokiota de Minato.

Conforme con informes de medios locales, para llegar a Beirut Ghosn utilizó uno de los 2 pasaportes franceses que tenía. Aparte de esa nacionalidad, Ghosn es brasileiro y francés.

Según lo que parece, el pasaporte que utilizó estaba en una caja de seguridad en su poder, si bien la llave la tenían sus abogados, que asimismo guardaban los otros pasaportes emitidos a nombre de Ghosn.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *