Los automóviles eléctricos han dejado de ser un factor infrecuente en nuestras calles y carreteras, mas prosiguen despertando muchas dudas entre los automovilistas. La carencia de infraestructuras y puntos de recarga en las carreteras y autopistas, la posibilidad de contar con un punto de recarga en nuestro domicilio, como la autonomía y el temor a quedarse «tirado» ya antes de llegar al destino son ciertas inquietudes de los posibles compradores.

Mas asimismo está el «factor precio», en tanto que si bien los primordiales fabricantes aseguran que el sobreprecio se compensa con el empleo, es preciso hacer muchos cálculos para revisar si verdaderamente nos resulta conveniente un vehículo 100% eléctrico, si debemos apostar por un híbrido enchufable, un híbrido usual, «Mild Hybrid», o bien de manera directa somos usuarios fieles a la carburación usual.

Desde Peugeot nos ofrecen ocho claves para saber si verdaderamente estamos listos para ponernos al volante de un vehículo «cero emisiones».

¿Cuántos km recorres al día?
La autonomía ya no es un inconveniente. En el mercado existen modelos pertrechados con una batería de gran capacidad que les deja ofrecer una autonomía de más de 300 quilómetros en condiciones reales. Esta cantidad cubre las necesidades al día de la mayor parte de los automovilistas y deja efectuar recorridos largos por carretera con el respaldo de su sistema de recarga veloz, con el que se puede recobrar hasta un 80% de la capacidad de la batería en solo 30 minutos: el tiempo justo para hacer un alto en el camino y tomarse un café o bien un refresco.

En desplazamientos largos, la herramienta de planificación y organización Trip Planner calcula los recorridos teniendo presente la autonomía y la localización de puntos de carga en la senda. Además de esto, se manda el recorrido al navegador del vehículo a fin de que el usuario solo deba continuar sus indicaciones.

¿Cuánto tiempo está mi vehículo aparcado?
Como ocurre con otros artículos omnipresentes en nuestras vidas, como los móviles, lo común es dejar el vehículo cargando de noche. Con un punto de carga concreto, se puede conseguir una carga completa en 5h15 en trifásico (11 kW), o bien en ocho h en monofásico (siete con cuatro kW). Con el cable de carga usual y un enchufe familiar reforzado, el tiempo es de 16 horas.

¿Cuál es mi estilo de conducción?
Ponerse al volante de un vehículo eléctrico está al alcance de todo género de conductores. Es suficiente con tomar en consideración ciertas particularidades de esta tecnología para sacar el máximo provecho a la autonomía de estos automóviles. Por servirnos de un ejemplo, sostener una velocidad incesante, emplear moderadamente el acelerador o bien aprovechar el sistema de restauración de energía en frenadas puede llegar a acrecentar la autonomía cerca de un 20%.

Pisar el acelerador puede ser una tentación al circular en modo eléctrico, al tener todo el par motor libre bajo cualquier circunstancia. No obstante, emplear ese pedal acarrea un mayor consumo de energía que se paga en forma de quilómetros de autonomía. De ahí que, al circular en modo «cero emisiones», es mejor aprovechar al límite la inercia y recorrer el máximo de metros posibles sin apresurar. Se estima que, merced a la regeneración de energía, cada quilómetro recorrido sin usar el acelerador supone 300 metros de autonomía auxiliar.

¿De qué manera me puede asistir mi móvil?
Mediante distintas aplicaciones y a través del móvil, se puede programar la recarga a unas determinadas horas, preguntar el nivel de carga y también, aun, empezar o bien interrumpir la carga en cualquier instante.

Las aplicación actúan como un control a distancia del sistema de climatización, que puede activarse ya antes de subir a bordo y sin mengua del nivel de carga de la batería y de autonomía, si el vehículo está conectado a la red eléctrica. Además de esto, la aplicación ofrece la posibilidad de programar esta función a fin de que se active de manera automática teniendo presente nuestros horarios frecuentes.

La aplicación MyPeugeot asimismo ofrece información práctica a los usuarios de automóviles eléctricos de la marca, desde consejos sobre el estilo de conducción hasta pautas para optimar la autonomía de estos vehículos. A esto hay que sumar datos adaptados sobre consumo eléctrico, costo por empleo y duración de recorridos.

¿De qué manera encuentro los puntos de recarga?
Para asistir a los usuarios de automóviles eléctricos o bien híbridos enchufables en su vida diaria, Free2Move ofrece, a través del móvil, acceso a 110.000 puntos de recarga en toda Europa, entre ellos el 85% de la red de cargadores públicos en España, y deja planear viajes dependiendo del estado de carga del vehículo y de las electrolineras que se hallen en el recorrido. Este producto, llamado Charge my Car, está libre por cuatro,99 euros por mes.

¿Necesito acceder al centro de la urbe?
Los automóviles eléctricos o bien enchufables con autonomía superior a 50 km es posible acceder al centro de las urbes aun en capítulos de alta polución en tanto que gozan de las ventajas del propio «Cero» de la DGT.

¿Qué nivel de confort y espacio de carga espero?
Los PEUGEOT y también-208 y y también-2008 no precisan ninguna adaptación para alojar sus baterías, repartidas bajo el suelo y con un volumen de 220 litros. Merced a ello no se pierde espacio y las versiones eléctricas ofrecen exactamente la misma habitabilidad y volumen de maletero que sus hermanos de gama con motores de combustión.

En los nuevos eléctricos de PEUGEOT nada cambia en el momento de calentar o bien enfriar el habitáculo. Los dos modelos eléctricos incorporan una potente resistencia (cinco kW), alimentada por la batería de alto voltaje, una bomba de calor y un sistema de regulación automática de la temperatura del habitáculo que dan exactamente el mismo nivel de confort que en los automóviles térmicos. La autonomía se sostiene merced a una mayor eficacia energética.

¿Como es mi presupuesto mensual?
El coste de venta de eléctrico acostumbra a ser más elevado que el de un vehículo con motor de combustión interna. No obstante, su costo total, teniendo presente tanto el coste de adquiere como el costo de empleo, es mucho menor. Por servirnos de un ejemplo, si tomamos un vehículo con motor PureTech 130 y caja de cambios automática, vamos a ver que supone un gasto mensual de 63 euros en comburente y de 27 euros en mantenimiento. No obstante, con su equivalente eléctrico, el costo de la electricidad sería de unos 20 euros por mes y el mantenimiento supondría 18 euros. En conjunto, la opción «cero emisiones» sería un 57% más asequible mes a mes. Y eso, sin contar otros gastos como estacionamiento, impuestos, etc.

Por otro lado, más del 80% de los automóviles electrizados se comercializa mediante renting, una modalidad que alcanza a uno de cada 3 vehículos que se inscriben en España. Free2Move Lease dispone de productos financieros que dejan gozar de un turismo eléctrico o bien híbrido enchufable pagando unas cuotas mensuales competitivas que incluyen gastos como el seguro, el mantenimiento, la asistencia en carretera y la administración de multas.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *