Aunque 2020 tiñó de colorado los resultados de BMW en 2020, como los de toda la industria automovilística, el consorcio alemán puede alardear de estar entre los fabricantes que mejor han soportado el primer golpe del coronavirus. BMW y Mini comercializaron dos,32 millones de automóviles en el mundo entero en el conjunto de 2020, un ocho con cuatro% de retroceso, pero el grupo logró mantenerse al frente del segmento premium, y cerró el año, además, con un incremento récord en el último trimestre del 3,2%

Afronta este 2021 con «optimismo», según ha detallado su responsable de Clientes y Ventas, Pieter Nota. «Vemos un fuerte crecimiento de los mercados globales», aseguró Nota en una mesa redonda telemática en la que participó este periódico. Espera además un gran incremento en las ventas de modelos híbridos y eléctricos, superior al 50%, según sus estimaciones, y asegura que este año ya supondrán la mitad de sus ventas.

Los planes del grupo pasan además por doblar su oferta de modelos eléctricos y enchufables de los 13 actuales a 25 en 2023, de los cuales la mitad serán cien por ciento eléctricos. En los próximos meses, al SE Mini eléctrico y al BMW i3 se sumáranel nuevo todocamino eléctrico iX3, el SUV iX y la berlina eléctrica i4, que serán bazas clave para este crecimiento

Como consecuencia de la pandemia, el consorcio ha desarrollado un modelo de venta totalmente digital, en el que el concesionario acompaña al comprador, mediante una doble pantalla, durante todo el proceso de compra. «Podemos vender coches desde cualquier localización, sin estar físicamente en el concesionario, de forma online», detalló Nota.

Pero aprovechando los nuevos lanzamientos eléctricos, el fabricante quiere ir un paso más allá. Para ello, invertirá «cantidades de triple dígito» hasta 2025, con el objetivo de revolucionar su modelo de ventas. Los clientes podrán personalizar el proceso de compra del vehículo y adquirir nuevas funciones con éste ya en carretera, como activar la asistencia avanzada a la conducción, acceder al sistema de sonido avanzado o mejorar la suspensión. «Habrá opciones que los consumidores podrán actualizar, y vamos a incrementar el número de opcionales que se podrán incluir en los vehículos», explicó el directivo.

Podrán hacerlo además de forma permanente o limitada, por ejemplo para un viaje concreto o para un período determinado de uso del vehículo, en el caso de un modelo de renting o leasing. Todo esto abrirá un nuevo mercado que, según el conjunto, será «altamente rentable» en los próximos años y permitirá al cliente satisfacer mucho mejor sus necesidades individuales de movilidad. Este nuevo modelo empezará a implantarse con el lanzamiento, a lo largo de este año, de los mencionados iX e i4.

Nota especificó que también el proceso de configuración del vehículo sufrirá una transformación, para permitir al comprador personalizar su vehículo desde la fábrica y tener el control hasta la recepción del mismo en su propio domicilio, si así lo desea. Y se podrá incluso ir más allí: «Los datos nos permitirán conocer mejor que nunca los deseos y preferencias de los clientes del servicio», aseguró.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *