El presidente Joe Biden anuló los decretos de su precursor, Donald Trump, que procuraban prohibir en E.U. las aplicaciones móviles de propiedad china TikTok y WeChat por seguridad nacional, una resolución que Beijing acogió con satisfacción el jueves. Una declaración de la Casa Blanca aseveró que en vez de prohibir estas y otras 8 aplicaciones chinas, la administración Biden pidió «un análisis estricto basado en patentiza para abordar los riesgos» de las plataformas de redes sociales de internet controladas por entidades extranjeras.

La orden de Biden pretende identificar cualquier «aplicación de software conectada que pueda suponer un peligro inadmisible para la seguridad nacional de E.U. y el pueblo estadounidense», afirma el comunicado. Eso incluye «aplicaciones que sean propiedad, estén controladas o bien sean gestionadas por personas que apoyen actividades militares o bien de inteligencia de contrincantes extranjeros, o bien que estén implicadas en actividades cibernéticas maliciosas, o bien que impliquen aplicaciones que recojan datos personales sensibles».

El decreto solicita a múltiples departamentos y agencias federales desarrollar indicaciones «para resguardar los datos personales sensibles (…) incluyendo la información de identificación personal y la información genética».

En un infrecuente signo de distensión entre Washington y Beijing, el gigante asiático saludó «un ademán positivo en la buena dirección», en palabras del portavoz del ministerio de Comercio, Gao Feng. Gao apuntó no obstante que la resolución de la administración Biden implicaba asimismo la apertura de una investigación. «Esperamos que E.U. va a tratar las compañías chinas de forma equitativa y se abstendrá de entremezclar política y cuestiones comerciales», afirmó.

Se calcula que TikTok, propiedad de la compañía china ByteDance, tiene unos 1.000 millones de usuarios en el mundo entero, incluidos más de 100 millones en E.U., y es en especial popular entre los usuarios jóvenes de teléfonos inteligentes. WeChat, que es parte del gigante tecnológico chino Tencent, es una aplicación muy popular en China que incluye correo, comercio on-line y considerablemente más.

El texto del decreto presidencial da un plazo de 120 días a fin de que los titulares de los departamentos de Comercio, Estado, Defensa, Seguridad Nacional y el directivo de Inteligencia Nacional emitan un informe con recomendaciones. Trump había dicho que las aplicaciones de propiedad china proponían peligros para la seguridad nacional y había intentado forzar la venta de TikTok a inversores estadounidenses.

El expresidente acusaba a WeChat y TikTok de compendiar datos reservados y compartirlos con el gobierno chino. Estas empresas siempre y en toda circunstancia han negado estas acusaciones de espionaje. Tras la primera orden ejecutiva de Trump, en el mes de agosto de 2020, se comenzó una batalla legal. A fines de diciembre, la administración Trump apeló un fallo judicial que impedía al Departamento de Comercio imponer limitaciones a TikTok, que habrían impedido su funcionamiento en E.U..

Mas en el mes de febrero, el gobierno de Biden le solicitó a la Corte de Apelaciones que le diese 60 días para estudiar el caso y pronunciarse sobre si sostener o bien no la solicitud. La Casa Blanca no detalló si el decreto emitido el miércoles anula todos y cada uno de los recursos.

Conforme un funcionario del gobierno de Biden consultado por AFP, TikTok prosigue estando sujeto a un escrutinio separadamente «a través de CFIUS», la agencia dependiente del Tesoro responsable de asegurar que la inversión extranjera no represente un peligro para la seguridad nacional. Estas resoluciones muestran que Biden no tiene la pretensión de calmar la presión sobre China.

La semana pasada, el inquilino de la Casa Blanca amplió la lista de entidades chinas en las que los estadounidenses tienen prohibido invertir. Para esto, alteró un decreto de Trump para incluir empresas chinas implicadas en tecnologías de vigilancia que podrían emplearse no solo en China contra la minoría musulmana de uigures y los disidentes, sino más bien asimismo en el mundo entero.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *