La venta por la parte de Banco Bilbao Vizcaya Argentaria de su filial en U.S.A. por prácticamente 10.000 millones de euros dio el pistoletazo de salida a una semana clave para la entidad. Apenas unas horas tras hacer pública esta venta, que la mayor parte de los analistas aplauden por el buen coste de la operación en un instante como el presente, el banco que dirige Carlos Torres confirmaba que tenía conversaciones con Banco Sabadell para una posible fusión. La reacción en el mercado no se hizo aguardar, y pese a las correcciones durante la semana, el cómputo ha sido positivo para las dos entidades, mas en especial para Sabadell. Banco Bilbao Vizcaya Argentaria ha subido más del 13% y Banco Sabadell, más del 22%.

Hay quien duda de la estrategia de Banco Bilbao Vizcaya Argentaria de salirse de un mercado como el americano, con una economía más fuerte y activa que la de España, para hacerse más grande en casa. Mas en el ámbito advierten de que en U.S.A. no es oro todo cuanto relumbra. De la misma manera que en Europa, les espera un largo periodo de tipos negativos, con lo que el hacer rentable el negocio va a ser complicado. Y el cambio de presidente y de partido al frente del Gobierno de Norteamérica, si bien jaleado desde muchos ámbitos, posiblemente suponga asimismo un incremento de los impuestos a las grandes empresas, con lo que se complicará más la obtención de rentabilidad.

El CEO de Banco Bilbao Vizcaya Argentaria, Onur Genç, trató de enfriar la fusión en el Encuentro Financiero de ABC-Deloitte el pasado martes: «La resolución no está tomada», afirmó, mas todo el planeta interpretó estas declaraciones como un intento de frenar la subida de la acción del Sabadell, más que una auténtica declaración de pretensiones. Aunque es verdad que a quien mejor le viene la operación es al banco de origen catalán, que tras quedarse fuera de la posible unión con Bankia precisa sí o bien sí un compañero de viaje para hacer frente al futuro, asimismo es buen complemento para Banco Bilbao Vizcaya Argentaria. Sabadell tiene muchos créditos a pequeñas y medianas empresas, que aunque ahora suponen un esencial peligro, puesto que se prevé un fuerte repunte de la mora, asimismo aporta a futuro una notable cartera de clientes del servicio. El otro peligro, que Banco Bilbao Vizcaya Argentaria examina de forma cuidadosa es el negocio de Sabadell en R. Unido, mediante TSB.

En este ambiente, los supervisores, tanto el Banco de España como el BCE, ven con buenos ojos una operación que dejaría crear el segundo banco en España por activos. Las sinergias que acarrearían con la reducción de personal y de oficinas, les dejaría coger músculo para hacer frente al bastante difícil escenario que se aproxima. El inconveniente, como siempre y en toda circunstancia, es la destrucción de empleo que acarrea toda fusión y la posible mengua de competencia. Supervisores y reguladores deben asegurar que la fusión no la paguemos los clientes del servicio.

Las cantidades. La fusión de Banco Bilbao Vizcaya Argentaria y Sabadell daría sitio a un gigante de prácticamente 600.000 millones de euros en activos que superaría al Santander y se ubicaría como la segunda mayor entidad de finanzas de España. Entre las dos sumarían unos 45.000 empleados –que se reducirán con los ineludibles ajustes de empleo– y más de 15 millones de clientes del servicio.

Margarita Delgado, subgobernadora del Banco de España, en el Encuentro Financiero de ABC-DeloitteEconomía prepara otra reforma de la Ley Concursal
Desde el momento en que en 2003 se aprobase la Ley Concursal, esta se ha rehabilitado en 28 ocasiones, y prosigue sin ser un instrumento conveniente para facilitar la disolución de las compañías. La subgobernadora del Banco de España, Margarita Delgado, solicitó al Gobierno el pasado miércoles una nueva reforma de ley para agilizar los plazos y permitir una salida ordenada del mercado de las compañías que no son viables. Y el Ejecutivo recogió el guante. «Estamos en ello», aseguró la secretaria de Estado de Economía, Ana Grutas, siendo preguntada a este respecto. Ojalá esta vez el Gobierno acierte y transforme la regla en un instrumento útil para las compañías que no tienen otra salida.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *