La Seguridad Social vuelve a aplicar una subida a las cuotas de los autónomos. Específicamente, desde el día de hoy se genera un aumento retroactivo de entre tres y 12 euros, exactamente los mismos incrementos que en el mes de octubre. Esto causa que los autónomos deban abonar entre seis y 24 euros más que en la tarifa de septiembre. Por lo tanto, la cuota mínima va a pasar de los 283 euros a los 289; la alta, de 1.208 a 1.245 euros.

Mas, para siniestro de este colectivo, no va a ser la última subida que decrete el Gobierno, en tanto que en 2021 se prevé que vuelvan a acrecentar más las cotizaciones, aparte de cobrarse los recargos que quedaron paralizados con la pandemia.

El campo de los autónomos ha sido uno de los más perjudicados por la crisis del coronavirus, con pérdidas que se estiman en los 50.000 millones de euros. Con el comienzo de la segunda ola en España del Covid-19, este campo ha debido padecer nuevos cierres de negocios, lo que ha llevado a la quiebra a muchos, aparte de puestos perdidos. Para mitigar ciertos efectos, el Gobierno anunció nuevas medidas de ayudas a los autónomos el pasado 30 de septiembre.

Estas son las ayudas del Estado a los autónomos
El 30 de septiembre, el BOE recogió las nuevas ayudas a los autónomos que van a estar actuales hasta el 31 de enero de 2021. La cuantía de la prestación va a ser menor que en las precedentes medidas, en tanto que baja del 70% al 50% de la base reguladora. Los modelos de ayuda que da el Estado a los autónomos son los siguientes:

– Suspensión de la actividad por autoridades competentes: esta prestación se recibe en el caso de cumplirse 2 supuestos. El primero es llevar un mínimo de 30 días naturales dado de alta en autónomos y estar al tanto de pagos en la Seguridad Social. Para pedirlo hay 15 días desde el momento en que se auncia el cierre por la parte de las autoridades y se va a hacer en la delegación pertinente del SEPE. Esta medida se sostendrá lo que dure la paralización del trabajo.

– Cese de actividad ordinario, para los que no hayan recuperado ingresos o bien haya empeorado la situación en el cuarto trimestre: a esta pueden acceder los que la hayan cobrado de ya antes del 30 de junio, como los que la estén cobrando en el instante. Los requisitos son haber cotizado los últimos 12 meses precedentes a la solicitud; haber bajado un 75% la facturación en el cuarto trimestre respecto al mismo tramo de 2019; que su desempeño neto no supere los cinco.815 euros. Esta prestación es compatible tanto por el trabajo por cuenta extraña (que no supere los 1.187 euros por mes) y el trabajo por cuenta propia (que los dos ingresos no superen los dos.090). En el caso de compatibilizarse con otro trabajo por cuenta extraña la ayuda va a ser del 50% y no del 70%.

– Autónomos de temporada: para aquellos que han trabajado cuando menos 4 meses por año, en el periodo de junio a diciembre. Las condiciones para percibir esta ayuda es no haber trabajado por cuenta extraña más de 120 días anuales entre 2018 y 2019, aparte de que los ingresos en 2020 no pueden ser superiores a 23.275 euros. También, se tendrá presente aquellos que no hayan recibido una prestación de la Seguridad Social entre enero y junio del año vigente (salvo las compatibles con su actividad), y no tuvieron actividad entre los meses de marzo y mayo.

– Ayuda por ingresos bajos: se considera esta prestación para los autónomos que no cumplan los requisitos de las precedentes, como haber cotizado 12 meses, siempre que los ingresos no hayan superado en el último trimestre de 2020 el SMI de 950 euros mensuales. Además de esto, estas personas deberán probar que sus ingresos bajan en este cuarto trimestre un 50% respecto al primer trimestre del año.

Por otra parte, el pasado 10 de noviembre, el Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, adoptó un nuevo criterio por medio de la Dirección General de Ordenación de la Seguridad Social para los autónomos que estuviesen cerrados y no tuviesen servicio a domicilio. Por ende, los autónomos que se hallen en esta situación van a poder solicitar la ayuda de cese de actividad sin que deban abonar sus cuotas a la Seguridad Social, si bien el periodo le cuenta como cotizado.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *