La mezcla perfecta, de este modo es el Audi Q3 Sportback, un vehículo con las peculiaridades de un todocamino y el comportamiento de un deportivo. Ofrece diversión de conducción en todos y cada uno de los terrenos. En la urbe, en sendas de largo recorrido o bien en terrenos simples, el vehículo se muestra activo y polivalente. Cuenta con dirección progresiva de serie, cuya relación de transmisión se vuelve poco a poco más directa conforme aumenta el ángulo de dirección, y la suspensión deportiva.

La primordial diferencia con respecto al Q3 tradicional es la suave línea descendente de su techo, lo que afecta sutilmente al habitáculo en los asientos traseros. El aire deportivo del modelo se refleja en detalles como la parrilla negra octogonal, las entradas de aire trapezoidales y al parachoques expresivo con su hoja plana. La cabina de pasajeros tipo coupé actúa como un contraste con los accesorios propios, que están pintados en colores contrastantes y, por consiguiente, destacan el carácter SUV.

El Audi Q3-Sportback semeja considerablemente más largo que su modelo hermano Q3. Además de esto, el SUV-coupé es prácticamente 3 centímetros más plano y, por consiguiente, tiene un aspecto más musculoso. Por sobre las ruedas, los fuertes contornos insinúan la tracción quattro, que viene de serie con la mayor parte de los motores. Las luces de tecnología Matrix led de carretera alumbran de forma inteligente la carretera.

Si bien el Q3 Sportback no es un vehículo pensado para circular por campo -la altura libre al suelo es 17,0 cm-, tiene de serie un modo de conducción llamado offroad concebido para que la entrega de potencia del motor, la administración de la caja de cambios y el funcionamiento de las ayudas electrónicas se amolden a la conducción por zonas no pavimentadas. En el modelo que hemos probado, el Sportback 40 TDI quattro de 190 CV, incorpora la opción de ayuda al descenso de pendientes pronunciadas, lo que transforma a este vehículo en la contestación a una necesidad en el momento en que te aventuras por caminos no pavimentados.

Cuando circula sobre asfalto, en recorridos urbanos resulta un vehículo cómodo, aun frente a las desapacibles bandas reductoras de velocidad que pueblan las calles de las urbes para invitar a reducir la velocidad. Ya en carretera, en zonas de autovía o bien aun en carreteras de montaña, los diferentes modos de conducción te invitan a sacar el máximo desempeño de este modelo, que transmite seguridad, sobre todo en los contravolanteos motivados por los cambios bruscos de dirección en zonas reviradas. Aparte de los modos de conducción normal, confort y offroad, el que transmite mejores sensaciones a lo largo de la conducción, es el dynamic (deportivo). Con este modo deportivo los amortiguadores se endurecen y los movimientos de la carrocería dismuyen. Hay menos balanceo y menos desplazamiento vertical de la carrocería.

El cambio automático S tronic de doble embrague y 7 relaciones pone el vehículo en marcha con suavidad, mas es algo lento cuando precisas potencia para contestar en el caso de un aprieto en una zona de peligro. En ese instante, cuando pisas a fondo, se muestra algo perezoso, tarda en la selección de la marcha inmejorable hasta el momento en que se revoluciona, algo que se puede eludir usando las levas en el momento de escoger la marcha.

Los asientos son deportivos y agradables, hay una buena cantidad de zonas de almacenaje y usa materiales de calidad, como la tapicería Alcantara en el panel de instrumentos y los reposabrazos, lo que resalta la filosofía de diseño moderno.

El Audi Q3 Sportback usa 4 sistemas estándar de seguridad. Incluyen la advertencia de cambio de carril. Asimismo incluye Audi pre sense front en el momento en que una colisión frontal es inminente. El asistente de crucero adaptativo es un punto señalado de los sistemas opcionales. Calma la carga del conductor a lo largo del guiado longitudinal y lateral. Los sistemas ultramodernos, como las cámaras de 360 grados, ofrecen asistencia para estacionar y maniobrar. Muestran el ambiente directo del SUV coupé en la pantalla del MMI y el conductor puede escoger entre múltiples perspectivas. El asistente de estacionamiento guía de forma automática el vehículo cara adentro y cara afuera de los espacios de estacionamiento. Si, por poner un ejemplo, el conductor quiere recular en una entrada, el asistente de tráfico cruzado trasero advierte sobre automóviles que se acercan y que el sistema clasifica como críticos.

Ficha técnica
– MOTOR: Diésel de 190 CV

– CAJA DE CAMBIOS: Automático de siete velocidades

– MEDIDAS (largo / ancho / alto, en metros): cuatro con cinco / 1,843 / 1,567

– MALETERO: 530 litros (1.400 litros con una línea de asientos)

– CONSUMO: seis con dos litros a los 100 km

– VELOCIDAD MÁXIMA: 217 Km/h

– ACELERACIÓN: ocho con tres segundos de 0 a 100 km/h

– PRECIO: 47.690 euros

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *