La firma relojera Audemars Piguet y el Festival de Jazz de Montreaux clausuraron la 53 edición de este acontecimiento musical con un concierto del legendario músico, músico y productor estadounidense, Quincy Jones, quien es considerado el padrino de este festival, fundado en 1967 por Claude Nobs en esta urbe suiza a riberas del lago Ginebra. El concierto de Quincy Jones, titulado Soundtrack of the 80s, hizo un repaso por los éxitos más populares, compuestos, producidos y arreglados por el músico estadounidense en la década de los ochenta. Una banda de 7 artistas estuvo acompañada en el escenario por la Sinfonietta de Lausanne, dirigida por John Clayton y Jules Buckley.

Aspecto de Montreaux, urbe suiza donde se festeja el Festival de Jazz.

Tras el concierto, François-Henry Bennahmias, director de Audemars Piguet, convocó a 150 convidados a una celebración privada en el Hotel Belvédère, sitio donde los artistas se reúnen tras los conciertos. A lo largo de su alegato conjunto, Mathieu Jaton, director del Festival de Jazz de Montreux, y Bennahmias descubrieron una escultura a tamaño real de Quincy Jones creada por el escultor italiano Marco Zenón. Esta nueva estatua de bronce sustituirá el busto existente del artista en el jardín del Fairmont Montreux Palace y honra el compromiso de Quincy Jones con el planeta de la música y su esencial papel en la historia del Festival de Jazz de Montreux. Hay que rememorar los estrechos vínculos de la firma relojera con el vocalista y productor americano: en 2009, Audemars Piguet presentó el Millenary Quincy Jones Edición Limitada, un reloj que plasmaba la cooperación de Jones en el Proyecto Q, que mentalizaba sobre la necesidad de autoexpresión de los jóvenes.

Quincy Jones, en su actuación que clausuraba el Festival. Quincy Jones, en su actuación que clausuraba el Festival.

La noche de clausura siguió con una Jam Session en el escenario de la Coupole, al lado del Belvedere. Muchos de los artistas presentes, incluidos Jon Batiste, -M- (Matthieu Chedid), Gareth Daley, Lauren Jauregui, Ibrahim Maalouf, Jonah Nilsson y Sheléa se unieron al escenario para una actuación única. El Festival de Montreaux supone una nueva incursión como patrocinador en el planeta de la música para Audemars Piguet. Para Mathieu Jaton, directivo de la cita musical suiza: “el Festival de Jazz de Montreux y AP comparten valores comunes: la artesanía, el carácter y la conexión están en el corazón de la filosofía del Festival de Jazz de Montreux. Estos 3 aspectos nos unen a Audemars Piguet, cuya artesanía y carácter único provocan encuentros y conexiones inusuales “.

Hay que rememorar los estrechos vínculos de la firma relojera con el vocalista y productor americano: en 2009, Audemars Piguet presentó el Millenary Quincy Jones Edición Limitada Por su lado François-Henry Bennahmias comentó que “la música crea emociones únicas y une a las personas. Esto sucede en este Festival donde artistas y público se reúnen para festejar una pasión compartida”. Y agregó que “este espíritu familiar está en el centro de todo cuanto hacemos en Audemars Piguet y estamos encantados de contar con el Festival de Montreux entre nuestros socios”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *