La capital de Colombia se gana a pulso el ser uno de los destinos gastronómicos más punteros de Sudamérica, con permiso de Perú, como es lógico. Suficientemente segura, Bogotá ha barrido de un plumazo los estereotipos que llevaban años acompañándola y el día de hoy luce orgullosa, a sus dos.600 metros de altura sobre el nivel del mar, su irrefrenable renacer, sobre todo, gastronómico. Absolutamente nadie que haya estado en la ciudad de Bogotá va a dejar de aconsejarte Andrés Carne de Res. Una corporación hecha restorán que no pone límites por la noche en la ciudad de Bogotá, ni gastronómicos ni de ningún género, sin embargo existen pocas cosas que le agraden más a un colombiano que comer y rumbear. Y es que en Andrés Carne de Res puede pasar de todo, y todo bueno; música, diversión y sobre todo, geniales carnes como las que hallar en la parrillada de la casa o bien en la sección de cortes rioplatenses. Existen 2 restaurants, el histórico, ubicado en Chía, a poco menos de una hora de la ciudad de Bogotá, y otros 2 en exactamente la misma capital, si bien si se dispone de tiempo, hay que asistir al primero. Y si tras una visita a este indispensable restorán colombiano todavía quedan ganas de celebración, siempre y en todo momento se puede visitar El Bar de Leo, música en vivo al son cubano y martinis de aguardiente a fin de que la noche colombiana no acabe jamás. Otra vez de día y no habiendo desayunado, es un consejo para principiantes, lo mejor es reservar mesa en Club Colombia, uno de los locales de tendencia de la capital, Bogotá. No es nuevo ni tampoco es moderno, es más, podría considerarse un restorán clasicón con estilo, mas es acá donde sirven geniales platos como el ceviche de langostinos, las empanadas de pipián, el tamal bogotano o bien la exquisita arepa de huevo, tan presente y precisa en la gastronomía colombiana. Este restorán está situado en la Zona Rosa de la capital, un distrito joven concebido para las compras y la buena vida, conque tras una buena comilona en Club Colombia, quizá sea una gran idea recorrer ciertos centros comerciales de esta zona y parar a gozar un buen café en, por poner un ejemplo, Juan Valdez, uno de los más conocidos y turísticos de la urbe. En esta zona asimismo se halla la tienda de la diseñadora Amelia Toro cuyas creaciones ocasionan fervor dentro y fuera de las fronteras colombianas y sus diseños ocupan el día de hoy expositores en conocidas tiendas como los exclusivos guardes Saks, en la ciudad de Nueva York. En Matiz, debía salir el alimento peruana, es donde el joven chef Diego Vega sorprende y cautiva con su magistral dominio de la cocina fusión, como la que se puede probar si solicitas su menú degustación. Además de esto, está calificado como de los mejores restaurants en la ciudad de Bogotá. Y en la Juguetería, un término radicalmente diferente al precedente, se pueden comer muy, muy ricas carnes a la brasa en un ameno ambiente. Esta juguetería transformada en restorán, ¿o bien era del revés?, es buen alto en el camino cuando se viene de caminar de la zona de la Candelaria, una, si no la más, de las zonas más bonitas de la ciudad de Bogotá, donde hallar el Museo Botero o bien el mismo corazón de la urbe, la Plaza Bolívar. Salud.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *