Aunque nos parezca que los vehículos eléctricos son algo novedoso, la verdad es que muchas son las amrcas que desde ya hace muchos años concen esta tecnología. Ciertas de ellas, como Suzuki, llegó a desarrollar su primer vehículo eléctrico hace 50 años. Esta marca fue además de esto la primera del planeta que instaló un motor de hidrógeno en un vehículo y ha sido vanguardista en el empleo del hidrógeno y en la hibridación ligera.

La primera furgoneta eléctrica de Suzuki era la Carry Van Electric (1970). Era realmente una versión eléctrica del excelente monovolumen ultracompacto desarrollado por Giorgetto Giugiaro, un vehículo con una excepcional capacidad interior para sus contenidas dimensiones (dos.990 mm. de longitud para cumplir con la legislación Kei Car nipona). S
us formas simétricas, puertas de corredera y extensa superficie acristalada han transformado a la cuarta generación del Suzuki Carry en un icono del diseño.

La versión eléctrica del Carry se diseñó para patrullar el circuito de la Exposición Universal de la ciudad de Osaka de 1970. Leal al espíritu futurista de la temporada, en el pliego de condiciones de su desarrollo se primaba una marcha sigilosa y sin humos, un tamaño sólido y una enorme capacidad interior. Se entregaron 10 unidades a la organización del acontecimiento, que cumplieron su cometido sin inconvenientes.

Suzuki logró sostener el habitáculo íntegro, situando la batería (desarrollada por Yuasa) y el motor eléctrico bajo el suelo del vehículo, una configuración que se adelantó a su temporada. El motor, de 60V y cuatro,6 kW, impulsaba al Carry Van Electric hasta 45 km/h y este vehículo disponía de una autonomía de 50 quilómetros. Se conserva una unidad restaurada de este modelo en el Museo Suzuki de Hamamatsu.

LH2, el primer vehículo de hidrógeno del planeta
Suzuki mostró su espíritu vanguardista y sustentable en 1979 con el primer vehículo del planeta con un motor alimentado por hidrógeno. Desarrollado en conjunto con el Musashi Institute of Technology sobre la base de un Suzuki Cervo, el Suzuki LH2 montaba un motor tricilíndrico de 2 tiempos y 539 cm3 alimentado con hidrógeno líquido.

Con el empleo de este comburente se aumentaba el desempeño y la eficacia de este propulsor, aparte de reducir en un 60% las emisiones de NOx. El Suzuki LH2 ofrecía una autonomía de 400 quilómetros y una velocidad máxima de 118 km/h.

Suzuki ha desarrollado vehículos de pila de comburente, en cooperación con General Motors, desde el año 2001. Primero con los mini-vehículos MR Wagon-FCV y Wagon R-FCV; y después con el SX4-FCV, uno de los primeros vehículos con esta tecnología que recibió la autorización del Ministerio de Transportes de el país nipón para rodar por carreteras públicas. El Suzuki SX4-FCV estuvo presente en el área de exhibiciones y pruebas de la 34º Cima del G8 en Hokkaido Toyako.

El SX4-FCV dispone de una pila de comburente de alto desempeño (83 kW) con un tanque de hidrógeno de alta presión (70MPa) y un condensador ligero y sólido, que recobra energía en fases de frenada y la aplica en fases de aceleración. Con un motor síncrono eléctrico, este modelo desarrolla una potencia máxima de 68 kW y alcanza una velocidad máxima de 150 quilómetros por hora, con una autonomía de 250 quilómetros.

El primer híbrido moderno de 2016
Suzuki asimismo ha innovado con la hibridación ligera, una de las tendencias actuales de la industria. En 2016 presentó el Suzuki Baleno SHVS, con una tecnología híbrida eficaz y eficiente para reducir las emisiones.

El sistema híbrido SHVS creado por Suzuki emplea un ISG (Integrated Starter Generator), que ayuda al motor a lo largo de la aceleración y produce electricidad a través del freno regenerativo. El sistema emplea asimismo una batería compacta de ion litio de alto desempeño, ubicada bajo los asientos delanteros, para amontonar energía. El sistema de ignición ISG deja que el motor arranque nuevamente de una manera suave y sigilosa con el sistema start&stop.

Con un diseño inteligente, este sistema solo agrega 13,2 kg de peso a este modelo. Merced a esta tecnología, el Baleno híbrido presentaba un consumo de solo de cuatro l/100km y unas emisiones de 94 g/km.

Suzuki lleva la hibridación a todos y cada uno de los segmentos y el Suzuki Swift Sport asimismo se favorecerá del sistema híbrido SHVS de 48V, siendo el primer vehículo de su categoría en gozar de esta tecnología.

El nuevo sistema de propulsión híbrido de 48V deja reducir hasta en un 20 por ciento las emisiones de CO2, una mayor entrega de par motor y una mejora del 15 por ciento en el ciclo de consumo combinado WLTP. De la misma manera que el sistema SHVS (Smart Hybrid Vehicle by Suzuki) de 12V lanzado en 2016 -que pertrechan el Suzuki Swift y el Ignis- la nueva propulsión híbrida de 48V tiene un diseño ligerísimo y también acrecienta poquísimo el peso total del vehículo.

El sistema híbrido SHVS de 48V consta de 3 componentes principales: un motor/generador eléctrico de 48 V llamado ISG (Integrated Starter Generator), una batería de iones de litio de 48V y un convertidor de 48V a 12V DC/DC. El incremento de voltaje a 48 voltios del ISG, en comparación con los 12V usuales, aumenta la cantidad de asistencia del motor eléctrico y amplía su rango de par de regeneración.

A lo largo de este año toda la gama de modelos comercializada en España (Ignis, Swift, Swift Sport, Vitase y S-Cross) dispondrá de tecnología híbrida, etiqueta ECO y unos consumos y emisiones muy contenidos. Es uno de los resultados del ‘Suzuki Environmental Plan 2020’, que incluye el desarrollo de nuevos automóviles electrificados; y del principio de construcción inteligente ‘Suzuki Green Technology’, con tecnologías como el downsizing, la optimización aerodinámica y el empleo de materiales ligeros.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *