Hace ahora 40 años que la marca Talbot retornó al mercado europeo, tras continuar 20 años olvidada. Un instante que aprovechamos para rememorar su historia, y ver ciertas imágenes de los vehículos de la marca que hace 4 décadas poblaban las carreteras españolas. Talbot fue originalmente una marca británica, mediante la que se importaban los vehículos franceses Clément-Bayard. La compañía, fundada en 1903, estaba financiada por el Conde de Shrewsbury y Talbot, que prestó su nombre a la firma. A lo largo de la Primera Guerra Mundial se ocupó de fabricar ambulancias destinadas a ofrecer servicio a lo largo del enfrentamiento. Las filiales francesa y británica emprendieron caminos separados mas paralelamente, y comercialización automóviles hasta 1919, cuando la compañía Darracq (de dueños británicos y sede en la ciudad de París) adquirió la compañía; los Talbot elaborados por Darracq se vendían como Talbot-Darracq. Por año siguiente, Darracq se reordenó como una parte del conjunto de empresas Sunbeam-Talbot-Darracq.

En 1935 el conjunto Sunbeam-Talbot-Darracq quebró y el conjunto Rootes absorbió Clément-Talbot. En G. Bretaña, las marcas Sunbeam y Talbot se combinaron en 1938 para conformar Sunbeam-Talbot. La producción de automóviles Talbot se paralizó a lo largo de la II Guerra Mundial y siguió nuevamente en 1946. La marca Talbot se abandonó en 1955, y la marca Sunbeam siguió bajo la administración de Rootes hasta 1967, instante en que fue adquirida por Chrysler.

En 1967, Chrysler tomó el control de Rootes y la fusionó con Simca conformando Chrysler Europe. El nombre Talbot no se empleó en esta temporada, puesto que el logo con la estrella de 5 puntas y el nombre de Chrysler fueron sustituyendo gradualmente las marcas de Rootes en la década de 1970.

Los años setenta fueron años definitivos de cara al desarrollo de PEUGEOT que, en menos de una década y con la creación de Groupe PSA, llegó prácticamente a multiplicar por tres su peso en el mercado francés, con esenciales repercusiones asimismo en el internacional y, particularmente, en el europeo. Podemos decir que fue en esos años cuando se formaron y afianzaron las relaciones de poder entre los primordiales fabricantes europeos, una situación que se sostuvo de esta manera a lo largo de prácticamente 3 décadas. Por tanto, la casa del león dio un enorme salto al mercado y todo empezó en 1976.

GALERÍA
En ese año, poco tras la adquisición de Citroën por PEUGEOT (que tuvo lugar en 1974) y el consecuente nacimiento de PSA (acrónimo de PEUGEOT Sociedad Anónima), el presidente de Chrysler France, John Day, mandó a PEUGEOT una primera señal sobre la posible predisposición de Chrysler para comenzar una negociación dirigida en venta de toda la red de producción y ventas de Chrysler en Europa. La oferta se consideró interesante y las negociaciones empezaron inmediatamente, lo que desembocó en una oferta de adquiere propuesta por PEUGEOT que, no obstante, Chrysler consideró deficiente.

Realmente, los contactos entre las 2 compañías no cesaron y esto fue posible merced a una serie de pactos vinculados a una cooperación técnica de cara al desarrollo de un vehículo pequeño que se fabricaría en los E.U. y se vendería en toda América del Norte. Exactamente, a resultas de estos contactos, brotaron serias contrariedades financieras en Chrysler y las negociaciones se reiniciaron, mas esta vez con mayor determinación por las dos partes, asimismo por el hecho de que PEUGEOT temía un intento de nacionalización de sus factorías, pedido fuertemente por un lado política en Francia.

Esta vez el pacto se halló normalmente con valores prácticamente afines a los de la negociación precedente, mas con una combinación diferente, en tanto que esta vez PEUGEOT ofreció una contribución de liquidez menor a cambio de más de sus acciones. Con la incorporación de una parte substancial de una compañía estadounidense en su capital social era evidente que el camino de nacionalización sería considerablemente más bastante difícil de recorrer.

El 10 de agosto de 1978, PEUGEOT cerró el contrato con Chrysler transformándose en un conjunto mundial con factorías en numerosos países, incluyendo el Centro de la villa de Madrid, en España. Ese año, PEUGEOT podía contar con 80.900 empleados y generar 861.800 automóviles, Citroën tenía 84.100 empleados y una producción de 903.500 unidades, al paso que Simca 81.500 empleados y 810.000 automóviles.

No obstante, tenían un inconveniente de marketing: ¿de qué forma se llamarían los vehículos producidos en las factorías de Simca? La resolución no fue simple. La elección recayó sobre la reputada marca Talbot famosa anteriormente tanto en Francia como en el R. Unido por sus vehículos de gama alta y por sus triunfos en los circuitos de todo el planeta. La marca, que había desaparecido a lo largo de unos veinte años, se transformó en una parte del conjunto PSA, aun ya antes de la muerte de su creador, Anthony Lago.

En España uno de los primeros Talbot como empresa ligada a Peugeot fue el 1.200. Realmente se conocía ya previamente como Simca 1.200, y consiguió en el año 1975 el premio ABC al mejor turismo del año. Era la tercera vez que el título se lo lleva una marca francesa, como era Simca, mas que estaba ya bajo la órbita de Chrysler y se fabricaba en la fábrica Barreiros de Villaverde. El 1.200 era un familiar de tipo medio y tracción delantera, con una enorme capacidad interior y de carga, que se hizo muy popular y que lograba buenas posibilidades para su cilindrada.

Faltaban 100 días para la formalización de la nueva marca en el momento en que un conjunto de especialistas se encerró en un edificio anónimo en el centro de la ciudad de París para cerrar el detalle de todas y cada una de las fases operativas. El 10 de julio de 1979 todo estaba listo, el cambio de nombre se hizo realidad y, gradualmente, se suprimieron todas y cada una de las existencias de vehículos que todavía estaban presentes con el viejo logo para iniciar con la producción de vehículos bajo la marca Talbot. Samba, Horizon, Solase, mas asimismo Tagora, Ranch, Murena, una gama que tuvo éxito comercial.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *