No es frecuente descubrir tesoros automovilísticos en los lugares más inesperados. No obstante, algunas veces se transforma en nueva el descubrimiento de una joya automovilística descuidada a su suerte a lo largo de décadas. Y este fue el caso del valioso vehículo tradicional que acá nos ocupa. Nos referimos a la décima unidad de la primera serie del Jaguar Y también-Type. Fabricado en 1964, este ejemplar quedó olvidado largos años entre la maleza de un bosque en Gloucestershire (Inglaterra) hasta el momento en que fue encontrado en un lamentable estado de conservación.
Indudablemente, tanto tiempo a la intemperie había ocasionado estragos en la carrocería y otros componentes del vehículo. Pese a su maltrecho aspecto, su nuevo dueño decidió devolverlo a la vida recobrando el carácter del que fuera “el coche más precioso jamás fabricado”. De esta manera lo describió en su día el propio Enzo Ferrari. Sus muy elegantes líneas estéticas recibieron grandes halagos por todos lados y lo transformaron en un referente del diseño. Tanto es con lo que una unidad de este modelo pertenece a la compilación permanente del Museo de Arte Moderno de la ciudad de Nueva York.

La carrocería estaba plenamente corroída por el óxido y apenas pudo aprovecharse algo del vehículo original
(Y también-Type UK)

Esto transforma el Jaguar Y también-Type en uno de los vehículos tradicionales más valorados por coleccionistas de todo el planeta. Por eso si bien la restauración del convocado ejemplar descuidado fuera difícil y costosa en tiempo y dinero, el resultado final prueba que mereció la pena. La restauración total del icónico deportivo fue encomendada a Y también-Type UK, una compañía dedicada en venta, restauración y mantenimiento del simbólico modelo.

El enorme reto que debieron encarar los especialistas fue dar forma nuevamente a la carrocería, que en su mayoría estaba desintegrada a raíz del óxido que la había corroído a lo largo de décadas. Además, el piso estaba podrido, con lo que hubo que poner otro. Frente a la imposibilidad de aprovechar ciertas partes, los especialistas se vieron obligados a generarlas desde cero artesanalmente.

El motor 4.2 conservaba todas sus piezas, algunas de las cuales fueron aprovechadas

El motor cuarenta y dos preservaba sus piezas, ciertas cuales fueron aprovechadas
(Y también-Type UK)

Otros componentes originales del vehículo, como de la suspensión trasera -no de esta manera la delantera- o bien del motor, se pudieron recobrar tras un enorme trabajo de los mecánicos, que consiguieron hacer rugir de nuevo el propulsor de cuarenta y dos litros. Tras 30 años sin arrancarse, ahora este flamante tradicional ya vuelve a recorrer quilómetros marcando estilo y atrayendo todas y cada una de las miradas.
La pintura de la carrocería es de color gris opalescente y ha requerido 60 horas de Pulimentado para tener el acabado inmejorable. El interior ha necesitado una restauración completa debido al mal estado que presentaba. Tapizado en cuero negro sostiene la elegancia de la línea exterior. El salpicadero y demás elementos debieron sustituirse para ofrecer un aspecto impecable.

El interior está tapizado con cuero negro

El interior está tapizado con cuero negro
(Y también-Type UK)

Como los trabajos de recuperación de este Y también-Type acarreaban la fabricación artesanal de una buena parte de los componentes, los especialistas aprovecharon para prosperar ciertas especificaciones del vehículo de 1964, algo que probablemente va a ser un pecado para quienes valoran la originalidad de los ejemplares tradicionales. Por poner un ejemplo, montaron una caja de cambios de 5 relaciones, dirección asistida y una radio con Bluetooth. Eso sí, todo ello con un diseño retro para no romper la harmonía estética del ejemplar que otrora fue considerado el vehículo más precioso del planeta.

Tal es la pasión que levanta este deportivo que, en 2017, la división Jaguar Classic presentó el primero de los diez ejemplares E-type ‘Reborn’ que iba a comercializar. Se trataba de unidades elegidas por especialistas y restauradas íntegramente conforme las especificaciones de factoría originales de la década de los 60.

El salpicadero se mantiene fiel al estilo de diseño de los años 60

El salpicadero se sostiene leal al estilo de diseño de los años 60
(Y también-Type UK)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *