Los Mossos d’Esquadra y la Policía Nacional han detenido en una operación conjunta en Sitges y Pinto (Madrid) a 2 miembros de un conjunto delincuente experto en alunizajes a establecimientos de marcas de lujo.
Los detenidos son 2 hombres, de 22 y 35 años y nacionalidad de España, que habrían participado en 3 hurtos en establecimientos de Catalunya. Uno de ellos asimismo habría cooperado en once hurtos en comercios y empresas de la villa de Madrid, Toledo y Albacete.
Entre 2018 y 2019, la policía calcula que se habían llevado mercaderías valoradas en más de un millón de euros. En ciertos casos, habían accedido empotrando una retroexcavadora. Se les acusa de delitos de pertenencia a grupo criminal, robo con fuerza, y robo y hurtos de uso de vehículos. La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones.

data-youtube-vid>

Mossos y Policía, tras el caso

La investigación continúa abierta y no se descartan nuevas detenciones

La investigación comenzó en octubre de 2018, cuando los Mossos tuvieron conocimiento de un robo en una tienda de electrodomésticos y electrónica de Girona, donde se sustrajo material electrónico –teléfonos móviles, cámaras y relojes– valorado en más de 125.000 euros.

Los investigadores identificaron a una parte de los autores del asalto y constataron que, aunque uno de ellos tenía residencia en Sitges, el grueso del grupo se había desplazado desde Madrid para cometer el robo. Por este motivo, se definió un equipo conjunto de investigación con los servicios centrales de la policía española de Madrid y Barcelona.

Uno de los miembros se desplazaba al Passeig de Gràcia para buscar objetivos
(Xavier Cervera)

Con la investigación, la policía ha concluido que el hombre residente en Sitges facilitaba información al grupo criminal que estaba establecido en Madrid. Los agentes identificaron a dos miembros de este grupo. Uno de ellos se dedicaba a recopilar información y a hacer vigilancia previa donde el grupo pretendía entrar a robar. Se desplazaba al Passeig de Gràcia de Barcelona y estudiaba la situación de algunos comercios de artículos de lujo, analizando las medidas de seguridad mientras hacía fotos y vídeos de los establecimientos. Con esta información, el conjunto delincuente se desplazaba de Madrid a Barcelona. Una vez realizado el hurto, volvía a la capital con el botín, que rápidamente introducía en el mercado de compraventa de objetos robados.

Barcelona

Robos en los Gucci y Fendi de Passeig de Gràcia

El conjunto habría cometido otros dos robos en tiendas de marcas exclusivas del Passeig de Gràcia. Uno en noviembre del 2018, cuando empotraron un vehículo de gama alta contra el escaparate de una tienda de Gucci, accedieron al interior del establecimiento y sustrajeron numerosos artículos –bolsas, cinturones y ropa– valorados en casi 400.000 euros; y otro en marzo de 2019, cuando robaron bolsos de mano de la tienda de Fendi por valor de 422.000 euros.

Algunos miembros del grupo criminal también estaban relacionados con alunizajes denunciados en febrero en diferentes puntos del estado español. De estos, llamaron la atención dos robos en una tienda de bicicletas de alta gama de Pozuelo de Alarcón (la villa de Madrid). En el primero, robaron 17 bicicletas valoradas en más de 142.000 euros. En el segundo, sólo cinco días después, se llevaron siete bicicletas que la policía de España recuperó el mismo día.
Aparte, la policía destaca otros 2 alunizajes exactamente el mismo mes en delegaciones albacetenses y Ávila de una compañía distribuidora de tabaco. Esta vez, los ladrones usaron una máquina retroexcavadora sustraída para enojar los accesos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *