Los asistentes están en pleno apogeo y los diferentes fabricantes están empleando soluciones bastante imaginativas. Como es el caso de la tableta con Android Lenovo Smart Tab 10 que incorpora una base para emplearla a través de comandos de voz con el asistente Alexa de Amazon. Tras múltiples días utilizándola diariamente nos hemos llevado una agradable sorpresa. Puesto que nos ha semejado un producto bien efectuado y también interesante. Si bien existen algunos aspectos por pulimentar.
La primera cosa que llama la atención tras sacar la tableta de la caja es su acabado en cristal, en la parte frontal y trasera. Es bastante atrayente, si bien asimismo nos ha semejado algo escurridizo. Esto es un inconveniente, por el hecho de que al no ser que empleemos una funda que se pueda poner y eliminar de manera rápida, puede ser un lío conectarla a la base con Alexa, que incorpora altífonos y micrófonos de largo alcance.

Tableta Lenovo Smart Tab 10 con Alexa de Amazon.
(Ramón Peco)

La tableta tiene una pantalla de 10 pulgadas IPS LCD con una resolución Full HD 1920 x 1200. La verdad es que se ve honestamente bien, si bien en ciertos ángulos de visión la imagen se ve algo apagada. El modelo que hemos probado viene pertrechado con un procesador Qualcomm Snapdragon 450 y 4 gigas de ram. Dispone de 32 gigas de almacenaje.

Para el empleo al que está destinada, primordialmente el consumo de contenidos audiovisuales, este hardware se antoja suficiente. Si bien nos hubiera agradado hallar de serie Android nueve en vez de Android ocho. Ojalá esto se solvente con una futura actualización. Tampoco nos persuade demasiado la localización del lector de huellas, puesto que resulta un tanto incómodo acceder a él en la parte inferior del frontal de la pantalla.

La base de la tableta Lenovo Smart Tab 10 con Alexa de Amazon cuenta con controles de audio, micrfono y bleutooth.

La base de la tableta Lenovo Smart Tab 10 con Alexa de Amazon cuenta con controles de audio, micrfono y bleutooth.
(Ramón Peco)

Cuenta con 2 cámaras, una frontal y otra trasera de 5 y 8 megapíxeles, de las que no debemos aguardar milagros. Mas que son suficientes para efectuar videoconferencias, escanear algún documento o bien grabar algún vídeo esporádicamente.
Su peso es de 440 gramos, quizás se podría haber adelgazado un tanto más, mas en todo caso no se siente pesada entre las manos. Los 4 altífonos que pertrecha cuentan con la tecnología Dolby Atmos y suenan razonablemente bien. Siempre y en todo momento, cuando menos, que comprendamos que hablamos de una tableta.

La pantalla se puede colocar de forma completamente frontal para ver vídeo.

La pantalla se puede poner de forma absolutamente frontal para poder ver vídeo.
(Ramón Peco)

Si nos centramos en la base que deja utilizar Alexa acá hallamos datos interesantes. El primero es que sus 2 altífonos tampoco suenan mal, tienen una potencia de 3W. Suficiente para oír música o bien ver una película en una habitación. Si bien tampoco debemos meditar en un sonido de alta lealtad. Cuando la tableta se pone en la situación conveniente sobre la base pasa a transformarse en una pantalla inteligente.

El emparejamiento se genera de manera automática por Bluetooth y la base, que se nutre a través de un transformador que ha de estar siempre y en toda circunstancia conectado a la corriente, dispone de 2 botones que nos dejan acallar el micrófono y otro para apagar y encender los controles de Bluetooth.

La calidad de imagen sin ser de lo mejor que hemos visto es notable y los altavoces de la base dan la talla.

La calidad de imagen sin ser de lo mejor que hemos visto es notable y los altífonos de la base dan la talla.
(Ramón Peco)

Echamos de menos que no se haya incluido una batería que deje desconectar la base de la red eléctrica. Si bien efectivamente se supone que estamos frente a un producto que de entrada está concebido para estar situado en un mismo sitio. Mas hubiera sido una enorme ventaja. Considerablemente más nos ha agradado que la tableta se pueda mantener en 2 ángulos: uno tenuemente inclinado y otro en el que se sostiene absolutamente recta. Esta última nos facilita utilizar la tableta con la base para poder ver vídeo.
El producto se ofrece en 2 versiones. La que hemos probado cuesta 300 euros. Mas hay una configuración en la que la memoria ram es de 3 gigas, la capacidad de almacenaje de 16 gigas y solo cuenta con 2 altífonos integrados. Esta se vende por un costo de 200 euros, considerablemente más competitivo. La base para utilizar Alexa es exactamente la misma en las dos versiones.

Estamos frente a un dispositivo que por su costo resulta ideal para los que procuran una tableta para poder ver contenido audiovisual, e inclusive efectuar muy puntualmente alguna labor de productividad, mas que sobre todo cuenta con el beneficio de contar con de una base para utilizarlo como asistente o bien como pantalla para poder ver películas o bien series. Estamos puesto que frente a una interesante navaja suiza que deja múltiples usos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *