Amniocentesis ¿Hay alternativas más seguras?

Publicado el Por Alicia T.
Amniocentesis ¿Hay alternativas más seguras?

La Amniocentesis es una prueba genética prenatal que se realiza en mujeres embarazadas que estén entre las semanas 13 y 17 de gestación. Su función es detectar anomalías cromosómicas y malformaciones genéticas en el feto como Síndrome de Down, Síndrome de Edwards, Síndrome de Patau, entre otros.

Esta prueba consiste en la realización de una punción profunda que va desde el abdomen de la madre y llega gasta el útero. El objetivo es extraer una porción de líquido amniótico para posteriormente analizarlo.

Aunque es un procedimiento relativamente rápido y poco doloroso, es una prueba invasiva que conlleva consigo una serie de riesgos que preocupan a la madre. En este artículo hablaremos sobre dichos riesgos y te presentaremos las alternativas más seguras a la amniocentesis.

Riesgos asociados a la amniocentesis

La amniocentesis es un procedimiento que involucra una serie de riesgos que toda madre debe conocer ante de realizarse la prueba:

  • Dolor en la zona abdominal, especialmente alrededor del área donde se realizó la punción
  • Sangrado leve
  • Pérdida de líquido amniótico
  • Punción accidental al feto o al cordón umbilical
  • Transmisión de infecciones desde la madre hasta el feto
  • Aborto espontaneo. El cual puede ser causado por daños hechos durante el procedimiento al saco amniótico. El aborto por amniocentesis ocurre en el 1% de las mujeres que se realizan esta prueba

Test prenatales no invasivos, la alternativa más segura a la amniocentesis

Los test prenatales no invasivos son la alternativa segura a la amniocentesis, ya que son capaces de detectar anomalías cromosómicas sin poner en riesgo ni a la madre ni al feto. Entre las pruebas prenatales no invasivas tenemos las siguientes:

Test de ADN prenatal

Consiste en extraer una muestra de sangre de la madre parar posteriormente analizarla. Se realiza a partir de las 10 semanas de embarazo y se hace de esta manera debido a que en el torrente sanguíneo de la mujer gestante circula material genético del bebé.

El Test de ADN prenatal no invasivo detecta principalmente las trisomía 21, trisomía 18 y trisomía 13 correspondientes a los Síndrome de Down, Síndrome de Edwards y Síndrome de Patau.

Test prenatal no invasivo Neo24

El procedimiento para realizar el Test prenatal no invasivo Neo24 es el mismo que se lleva a cabo cuando se realiza el Test de ADN no invasivo, solo que, a diferencia de este último, la prueba Neo24 es capaz de analizar los 24 cromosomas y detectar hasta 13 anomalías cromosómicas, entre las que se pueden mencionar las siguientes:

  • Síndrome de Down
  • Síndrome de Edwards
  • Síndrome de Patau
  • Síndrome Di George
  • Síndrome de Klinefelter
  • Síndrome de Prader-Willi
  • Síndrome de Turner
  • Síndrome XYY
  • Síndrome de trisomía X

El Test Prenatal No Invasivo Neo 24 goza de una excelente precisión y de una alta tasa de fiabilidad que asciende al 99.9% de eficacia, por lo que es el más confiable del mercado. Gracias a su aplicación y a lo fiable de sus resultados no es necesario hacerse pruebas de amniocentesis, siendo así la alternativa más segura.

El Test Neo24 está aconsejado para mujeres gestantes con un riesgo elevado de anomalías cromosómicas, para madres muy jóvenes (edad precoz) o de edad avanzada, mujeres con antecedentes de embarazos riesgosos con alta posibilidad de anomalías genéticas o para toda aquella madre que quiera descartar algún daño o malformación en su bebé.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *