Fernando Alonso, un par de veces vencedor del planeta, declaró este martes, tras rodar al volante de un Renault RS20 en el Circuito de Barna-Cataluña, que el monoplaza «tiene potencial y margen de mejora».

Alonso, que en 2021 retornará al Mundial de F1, participó en un ‘día de filmación’ del equipo, en el que el vehículo no puede recorrer más de 100 quilómetros por normativa.

«Estoy contentísimo de regresar al vehículo, si bien sean solo 100 quilómetros. Me han servido para regresar a gozar de la Fórmula 1. Estoy contento de estar con el equipo que ha sido mi familia a lo largo de todos y cada uno de los años», afirmó Alonso en declaraciones que recoge ‘soymotor.com’.

«Este ‘filming day’ es buena ocasión de grabar al RS20 en mis manos. El día de hoy el vehículo lo ha hecho mejor que , si bien mejoraba con cada vuelta. Habituarse nuevamente a la Fórmula 1 no es moco de pavo y había cámaras y drones. El vehículo tiene potencial y margen para la mejora. He tenido buenas sensaciones», agregó.

«Adaptarse a la F1 es considerablemente más simple por el hecho de que es lo que más he conducido en mi vida. Es cierto que me faltan las referencias de los puntos de frenada, que te das cuenta de lo veloz que llegan las curvas… Debo habituarme a muchas cosas, mas es mejor que amoldarse a IndyCar o bien Dakar», destacó.

Alonso piensa que «hay muchas cosas que hacer para estar listo». «También está la una parte de ponerse en forma, conforme con los estándares de la F1, sobre todo el cuello. El día de hoy lo tengo bien, mas ya os afirmaré mañana. Sé que necesito continuar trabajando. Asimismo hay que trabajar la comodidad en el asiento, los pedales y la conexión y relación con los ingenieros para comprendernos con la mirada. Vamos a emplear esta una parte del año para todo eso», afirmó Alonso.

El conduzco de España apuntó que prosigue con interés el campeonato: «Por supuesto que veo las carreras desde casa. Tengo un PC que me dio el equipo y desde ahí veo las ‘onboards’ de Esteban y Daniel, escucho las radios y estoy presente en las asambleas. Sé lo que ocurre a lo largo de todo el fin de semana. Los resultados han mejorado y el pódium es muy justo por el trabajo duro que se ha hecho».

«Todos en el equipo tenemos altas esperanzas con el progreso del año en curso, mas las reglas van a ser iguales hasta 2022 y el déficit de los equipos de mitad de parrilla proseguirá en 2021. Hay mucha energía positiva, tenemos un enorme equipo, con un enorme espíritu y con unos patrocinadores excelentes. Tenemos todos y cada uno de los ingredientes para hacerlo bien», aseveró.

«Hay que continuar trabajando año próximo con las esperanzas y los pies en el suelo, con ganas de hacerlo bien», comentó.

Alonso volverá a competir en el Mundial de Fórmula 1 en 2021, y lo va a hacer de la mano de Renault, con la que ganó sus 2 títulos mundiales -2005 y 2006-, en la que va a ser su tercera etapa en la escudería francesa, que el año próximo va a pasar a llamarse Alpine.

El asturiano decidió irse de la F1 al terminar 2018, tras 17 temporadas en la categoría reina del automovilismo con un cómputo de 2 títulos mundiales, 32 victorias, 22 ‘poles’ y 97 pódiums. Un retiro temporal que concluirá el año próximo.

Alonso reemplazará en el equipo al australiano Daniel Ricciardo, que va a pasar a McLaren para ocupar el puesto del asimismo de España Carlos Sainz, quien firmó un contrato de 2 temporadas con Ferrari.

El bicampeón del planeta comunicó el 18 de agosto de 2018 su resolución de irse de la Fórmula 1 a final de esa temporada, mas ya informó en su, hasta la data, última carrera, el 25 de noviembre, que era un «hasta luego» y no un «adiós», algo que ha probado este miércoles.

Alonso ha aprovechado estos un par de años para embarcarse en distintos desafíos en el automovilismo. Los turismos son una parte de su vida, prácticamente desde el instante en que nació, y su anhelo por transformarse en un conduzco multidisciplinar le ha hecho encarar aventuras en las que ha conseguido ampliar su palmarés.

El asturiano se proclamó bicampeón del Torneo del Planeta de Resistencia (WEC) y venció un par de veces en las legendarias 24 Horas de Le Mans con el equipo Toyota. Además de esto, probó su buen hacer en las competiciones de resistencia consiguiendo la victoria en otra histórica carrera como las 24 Horas de Daytona.

Mas indudablemente su gran aventura ha sido competir en el Dakar, el rally más duro del planeta. Alonso, quien hasta el momento en que se propuso el reto no había competido sobre arena, firmó una notable actuación en su debut, con Marc Coma de copiloto, terminando en la 13ª situación y rozando victorias de etapa.

Si bien su objetivo principal es conseguir la ‘Triple Corona’, consistente en vencer en el Gran Premio de Mónaco de F1 -lo consiguió en 2006 y 2007-, en las 24 Horas de Le Mans -2018 y 2019- y en las 500 Millas de Indianápolis del torneo de IndyCar, donde amontona 3 intentos errados.

Va a ser su tercera etapa en la escudería francesa tras las vividas de 2002 a 2006 y en las temporadas 2008 y 2009. Esta vez, su compañero de equipo va a ser el francés Esteban Ocon.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *