Air Europa quema tres cuartos de su rescate solo en mantener los vuelos


El rescate que recibió Air Europa por parte del Estado a finales de 2020 supuso un balón de oxígeno para la empresa. Pero hoy, un año después de que se concediese la ayuda, la empresa aún respira con dificultad. Tanto es así que la aerolínea ha tenido que destinar gran parte de los 475 millones de euros recibidos por la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) en mantener su actividad operativa.

En concreto, un 73% de las ayudas recibidas por el Estado se han empleado en cubrir los costes derivados de volar, tal y como reconoce la propia Air Europa en su propia página web, atendiendo a la exigencia de la Comisión Europea a las empresas rescatadas de publicar

 la forma en que han empleado las ayudas estatales durante los doce meses siguientes a la recepción de los préstamos. El 27% restante se ha invertido en los denominados por la empresa «pagos no operativos», que incluyen, entre otros, reembolsos de billetes, nóminas, impuestos, seguros sociales, inversiones en transición ecológica y digital… Es decir, Air Europa apenas ha podido hacer frente a los reembolsos de los billetes cancelados durante el coronavirus con la ayuda pública.

La compañía reconoce que ya ha recibido todos los fondos acordados con el Estado. El Gobierno concedió, en primer lugar, un préstamo participativo de 240 millones el pasado 11 de noviembre de 2020, solo ocho días después de que el Consejo de Ministros aprobase el rescate de la aerolínea. Tras ello, el 25 de marzo de 2021, el Ejecutivo firmó un primer tramo de un préstamo ordinario valorado en 100 millones. El segundo tramo de este préstamo, valorado en 135 millones, se otorgó el pasado 7 de mayo.

Desde entonces la aerolínea asegura haber recuperado parte de la demanda. Aún así, su situación financiera sigue siendo compleja. Así se reflejaba en la auditoría de las cuentas de 2020 de la aerolínea, llevada a cabo por KPMG, donde se mencionaba la posibilidad de que la compañía necesitara incluso un segundo rescate público para mantenerse a flote.

Las agencias, en pie de guerra

La ayuda otorgada el año pasado ya se destinó básicamente a mantener en pie la empresa. Aspectos como la devolución de los billetes cancelados durante el coronavirus quedaron relegados a un segundo plano. Lo siguen denunciado las agencias de viajes, a las que la compañía balear no acaba de reembolsar el dinero de los billetes por los vuelos cancelados, tras la declaración del estado de alarma en marzo de 2020. Esto les deja en la estocada con sus clientes, muchos de ellos todavía a la espera de recibir estas devoluciones.

Según detalla Air Europa en el documento de transparencia del destino de las ayudas, «se ha empleado un % importante de los préstamos a devolver el dinero a los pasajeros afectados por las cancelaciones derivadas de Covid-19». Aunque no se especifica cuánto de los 475 millones percibidos se ha usado para dicho destino.

La Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV) y la Asociación Portuguesa de Agencias de Viajes (Apavt) ya denunciaron el mes pasado que Air Europa estaba devolviendo el dinero de los billetes cancelados «a cuentagotas». Algo que les obligaba a «adelantar reembolsos correspondientes a los vuelos incluidos en los paquetes contratados» tanto con la compañía rescatada como con el resto.

Un mes después de estas declaraciones parece que nada ha cambiado. «Desde marzo de 2020 se han devuelto parte de los billetes cancelados, pero las agencias de viajes nos siguen transmitiendo que Air Europa devuelve el dinero a cuentagotas», asegura a este periódico la gerente de CEAV, Mercedes Tejero.

De la misma forma se expresan desde la Asociación Corporativa de Agencias de Viajes Especializadas (Acave). «Air Europa reembolsa las devoluciones muy poco a poco y es una de las compañías que tienen más reintegros pendientes», explica a ABC, su presidente, Martí Sarrate, que tilda de «increible» que la Comisión Europea no haya mediado en el asunto, «sobre todo cuando hay compañías que han recibido ayudas estatales».

Para las agencias, las devoluciones por cancelaciones siguen siendo un quebradero de cabeza, aunque hasta a principios de verano ya se habían devuelto dos tercios de los 450 millones que las aerolíneas debían tanto a clientes como a agencias de los viajes cancelados tras el estallido de la pandemia.

Pero no solo la devolución de estos billetes enturbia el futuro de Air Europa. La venta de la empresa a Iberia pende de un hilo debido a las exigencias de Bruselas para aprobar la operación y la deuda que acumula la aerolínea del grupo Globalia, cercana a los mil millones de euros.

En principio, la Comisión Europea tiene hasta el próximo 4 de enero para pronunciarse definitivamente sobre la venta. Sin embargo, fuentes conocedoras de la operación aseguran que su veredicto se producirá antes y en escasos días se conocerá el destino de la compañía aérea. Mientras, a Air Europa se le escapa el aire.


Fuente: ABC.es .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *