España está relajando las medidas de confinamiento mas el contrincante prosigue ahí fuera: el coronavirus SARS-CoV-dos prosigue circulando y puede ocasionar nuevos repuntes. De ahí que hay una carrera mundial sin precedentes por buscar vacunas y tratamientos y asimismo por entender de qué forma responden las defensas del organismo ante su ataque.

Con relación a esto último, aún hy muchos interrogantes: por poner un ejemplo, se ignora cuánto dura la inmunidad frente al SARS-CoV-dos o bien qué contestación activa. África González Fernández, Presidente de la Sociedad De España de Inmunología (SEI) y Catedrática de Inmunología de la Universidad de Vigo, habla sobre este tema, equiparando la primera contestación del organismo con las defensas de un castillo y la segunda contestación, concreta, con la acción de mortales y selectivos francotiradores.

Además de esto, ha comentado los resultados de un reciente estudio que concluía que 4 de cada diez personas podrían tener inmunidad frente al coronavirus y los resultados del sondeo nacional de seroprevalencia que concluyó que el cinco% de la población tiene anticuerpos (de tipo IgG) frente al coronavirus.

-¿Cuáles son las conclusiones más esenciales que sacaría de este informe?

El confinamiento ha tolerado que mucha menos gente se infecte y enferme y por lo tanto es lógico que el estudio de seroprevalencia, que estudia la producción de anticuerpos, haya dado bajo, si bien en zonas con mayor tasa de infección, la seroprevalencia ha sido asimismo superior. El estudio todavía no ha finalizado, con lo que va a ser interesante ver los resultados cuando este concluya, cuando se completen las próximas mediciones.

-¿Este sondeo puede advertir a todos y cada uno de los que han pasado la infección?

No. No hay que descartar que bastantes personas asintomáticas o bien con síntomas leves no produzcan anticuerpos, en tanto que su sistema inmune innato ha podido contener la infección, o bien en el instante que se las ha medido, no los habían todavía desarrollado.

«No hay que descartar que bastantes personas asintomáticas o bien con síntomas leves no produzcan anticuerpos»

El sistema inmunitario actúa a diferentes niveles. Primero entran en funcionamiento las más veloces mas menos concretas de la inmunidad innata. Si no es suficiente con ella, se pone en marcha la inmunidad concreta de los linfocitos y los anticuerpos, que se comportan como verdaderos francotiradores, mas que tardan días o bien semanas en marchar.

-No toda las defensas dependen de los anticuerpos. Entonces, ¿podría decirme como responde el sistema inmune cuando es atacado por el SARS-CoV-dos?

El mejor simil es meditar en la protección de un castillo en frente de invasores. Primero el castillo tiene barreras, fosos, ventanas pequeñas, para eludir su entrada. Mas asimismo hay vigilantes de manera continua en alarma, para advertir lo antes posible la llegada de posibles oponentes, para velozmente informar a los primeros soldados a ponerse en marcha. Esta inmunidad está lista para actuar, está preparada, mas es poco concreta. Por esto se llama innata.

-¿De qué forma actuaría ese sistema inmune innato?

Se comienza con la producción de interferones producidos por las células inficionadas. Este interferón informa a las células vecinas, a fin de que paralicen la síntesis proteica y por lo tanto la producción de virus.

Hay asimismo un conjunto de células que suprimen el virus (fagocitándolo) y otras que matan a las que están inficionadas (células «natural killer» o bien NK).

Si esta inmunidad innata es suficiente, por poner un ejemplo por el hecho de que la cantidad del virus es baja, acá concluiría el proceso, y no se vería solamente en estas personas expuestas al virus.

-¿Y si no es de esta forma?

Si la inmunidad innata no pudiese contener la infección, se pone en marcha la inmunidad adaptativa, que es considerablemente más concreta, mas más lenta, mas por último va a ayudar a solucionar la infección, a producir memoria y a la producción de anticuerpos. En la inmunidad adaptativa participan los linfocitos T (hay de 3 tipos, unos que asisten o bien «helper», citotóxicos y reguladores), y los B, que generarán por último anticuerpos muy concretos.

«Son fundamentales los linfocitos T citotóxicos, que destrozarán a las células inficionadas de forma muy selectiva»

Son fundamentales los linfocitos T citotóxicos, que destrozarán a las células inficionadas de forma muy selectiva. Esto podría producir una buena contestación de contención del virus, y por lo tanto la inmunidad que se adquiere no es solo por la cantidad de anticuerpos que se generan, sino existen muchos más componentes que participan en esta lucha frente al patógeno.

-¿Y qué hay de los anticuerpos?

Ciertos linfocitos B se distinguen a células plasmáticas, que generan unas substancias solubles muy concretas, que se conocen como anticuerpos. Estos son algo como una llave que encaja en una cerradura, en una parte específica del virus. Los anticuerpos son circulantes y se pueden estudiar en suero o bien sangre de las personas con mayor sencillez.

Ahora sabemos que la mayor parte de las personas que pasaron la enfermedad desarrollan anticuerpos frente al virus, y se ha visto que pueden sostenerse a lo largo de meses en su organismo.

-¿Qué se conoce de la inmunidad celular en frente de este coronavirus?

No había muchos datos del papel de la inmunidad celular frente al SARS-Cov-dos, mas ya existen algunas publicaciones recientes como un artículo en la gaceta «Cell» y de otros laboratorios que están estudiando su papel.

Tenemos un inconveniente y es el tiempo. La investigación precisa de meditar, de tener financiación conveniente, y de tiempo, que es justo lo que no tenemos ahora.

-El estudio últimamente publicado en «Cell» probaba la acción de la contestación celular, si no me confundo, ¿qué implica esta investigación? 

El estudio de «Cell» es bien interesante, en tanto que no solo estudia la contestación de anticuerpos, sino más bien asimismo las células T concretas frente al virus. Si bien el número de personas estudiadas es bajo, hay contestaciones de linfocitos T «helper» y citotóxicos en frente de diferentes unas partes del virus. Es esencial por el hecho de que prueba que hay inmunidad celular (cuando menos en un corto plazo). Va a haber que aguardar más para poder estudiar si las células T de memoria se sostienen y por cuanto tiempo.

«El estudio de «Cell» es bien interesante, en tanto que no solo estudia la contestación de anticuerpos, sino más bien asimismo las células T concretas frente al virus»

Otro aspecto a resaltar del estudio es que en un conjunto de personas no expuestos a este virus, empleando células guardadas de personas entre los años 2015 y 2018, y por lo tanto anterior a la infección por el SARS-Cov-dos, se hallan asimismo linfocitos capaces de activarse frente a ciertas unas partes del virus, lo que señalaría que han podido estar anteriormente expuestos a otros coronavirus del catarro común y que la inmunidad que produjeron reconoce asimismo a este nuevo coronavirus. Es lo que es conocido como inmunidad cruzada.

-Supongo que esto son buenas noticias. ¿Quiere decir que las infecciones de coronavirus causantes de catarros proporcionan protección frente al SARS-CoV-dos?

Sí, son buenas noticias. Posiblemente tanto los anticuerpos como estas células T que se activaron en frente de otros coronavirus proporcionen cierto grado de protección, mas esto todavía hay que confirmarlo. En el artículo estudiaron en frente de 2 géneros de coronavirus usuales, los HCoV-OC43 and HCoV-NL63, y hallaron linfocitos T frente a ellos. Si bien no saben si los pacientes estuvieron verdaderamente expuestos a estos coronavirus, lo aceptan por el grado de distribución de estos en la temporada estudiada.

-Si ciertamente hay inmunidad cruzada y las infecciones anteriores resguardan frente al SARS-CoV-dos, ¿podría decirse que 4 de cada diez personas podrían estar anteriormente protegidas? ¿De ahí que quizá ha habido tantos inficionados asintomáticos?

Si, es realmente posible que esta inmunidad generada frente al catarro común haya podido resguardar a las personas de inficionarse de este nuevo coronavirus, o bien que de contagiarse desarrollasen una enfermedad considerablemente más leve. Este efecto de protección cruzada se ha observado ya con los coronavirus comunes y asimismo con otros virus.

«Este efecto de protección cruzada se ha observado ya con los coronavirus comunes y asimismo con otros virus»

-Además de todo esto, ¿cuáles son las preguntas que no responde el estudio nacional de seroprevalencia?   

Primeramente, existen muchas cosas por conocer de este virus respecto a la producción de anticuerpos: ¿exactamente en qué cantidad y por cuánto tiempo se sostienen los anticuerpos? De entrada, por los datos provenientes de China, podrían sostenerse por lo menos a lo largo de múltiples meses.

¿Cuál es la concentración de anticuerpos precisa para apuntar protección en frente de la infección, y en frente de qué zonas del virus? ¿Los niveles de anticuerpos están asociados a menor o bien mayor gravedad de la enfermedad?

Asimismo hay que preguntarse qué anticuerpos son los más relevantes para la protección: ¿los de tipo IgG, IgA? Se supone que serían las IgA que resguardan en mucosas, mas la mayor parte de test no los miden.

-Supongo que, en suma, todo esto es esencial para saber si los anticuerpos proporcionan o bien no protección…

De esta manera es. Los datos publicados por ciertos estudiosos estudian in vitro la capacidad de los sueros para bloquear-anular la entrada del virus en las células. El inconveniente es que es preciso recurrir a técnicas complejas, que no es posible efectuar en laboratorios usuales, con lo que solo se ha hecho en un pequeño conjunto de personas. Sabemos que no hay casos de reinfección o bien son meramente anecdóticos. Por ende, una persona que se inficionó, queda protegida frente al virus, si bien no sabemos por cuánto tiempo.

-¿Qué hace falta para saber cuánto va a durar la protección?

No sabemos cuánto dura esta memoria protectora en frente de este virus nuevo por el escaso tiempo de duración de la pandemia. En el caso de otros coronavirus comunes acostumbran a dar protección entre seis meses-1 año. En el caso de SARS y MERS de múltiples años.

-Con lo que ve estos días, ¿piensa que hay personas que se están relajando a lo largo de este desconfinamiento? ¿El riesgo ya ha pasado?

Por norma general creo que la ciudadanía se está comportando de forma ejemplar. Mas es verdad que la gente desea regresar a una cierta normalidad lo antes posible y podrían darse situaciones de relajación. Las medidas de confinamiento han sido eficientes, y hay que continuar con la desescalada regular, medidas de higiene, protección, y detección de nuevos casos de forma veloz con aislamiento y estudio de los contactos para eludir nuevos contagios.

«El único medio de conseguir la inmunidad de conjunto de forma veloz y segura sería con una vacuna que demostrara que induce buena inmunidad»

 -Con lo que se sabe hasta el momento, ¿en qué momento llegará la inmunidad de conjunto que ponga fin a la pandemia?

La inmunidad de conjunto tiene sentido conseguirla con la vacunación. No podemos aguardar a que una infección que puede generar tantos inconvenientes y con elevada mortalidad sea la que produzca la inmunidad de conjunto. Esto llevaría un buen tiempo para adquirirse de forma natural, y con bastantes personas inficionadas y fallecidas. El único medio de conseguir la inmunidad de conjunto de forma veloz y segura sería con una vacuna que demostrara que induce buena inmunidad, que es segura y que resguarda de la infección.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *