El Gobierno de USA emitió este martes una orden a fin de que sus agencias actualicen los sistemas operativos Windows a la última versión, tras una vulnerabilidad en el código detectada por la Agencia de Seguridad Nacional (NSA, por su inicial en inglés).

«Lo más esencial que puedes hacer para resguardar tu seguridad cibernética es actualizar el software y, si eres usuario de Windows, el día de hoy es tu día», reza la misiva de la Agencia de Seguridad de Infraestructura y Ciberseguridad (CISA) de la Administración estadounidense. El fallo de código fue detectado por la NSA, que lo comunicó a Microsoft a fin de que la compañía de Redmond (estado de Washington, EE.UU.) pudiera solventarlo y poner a predisposición de todos y cada uno de los usuarios (no solo del Gobierno) una versión actualizada.

La vulnerabilidad dejaba a un pirata informático acceder a información contenida en el computador o bien espiar las actividades que se realizaban en ese sistema, si bien desde CISA aseguraron que de momento no tienen con tancia de que este fallo haya sido aprovechado por ningún ciberdelincuente. «CISA ha determinado que estas vulnerabilidades suponen un peligro inadmisible para el desempeño gubernativo y requieren una contestación de urgencia inmediata», señalaron desde la agencia en un comunicado, en el que asimismo apuntaron que el fallo de código tiene «gran potencial para poner en riesgo la integridad y confidencialidad».

Exactamente desde este martes, el sistema operativo Windows siete, uno de los más populares de la pasada década, ha dejado de percibir apoyo técnico, lo que hace a quienes prosigan empleándolo más frágiles a ataques de piratas informáticos. La Agencia Nacional de Seguridad (NSA) de USA alertó a Microsoft de la presencia de un fallo en el sistema operativo Windows 10 que podía transformarse en una herramienta para piratear, un inconveniente que la compañía ya ha corregido con la distribución de un parche de seguridad.

La NSA es una agencia de inteligencia del Gobierno de estadounidense. Esta agencia se hace cargo de todo lo relacionado con la defensa de la seguridad de la información, y generalmente usa diferentes herramientas de piratería para accede a la información de sus contrincantes. Como apuntan desde el «The Washington Post», que la NSA avisara a Microsoft señalaba un «enorme cambio» en el enfoque de la agencia, puesto que antepusieron la seguridad informática ya antes que su interés, con la creación de herramientas propias de espionaje que lo aprovechasen.

Dicha vulnerabilidad es un fallo en el código del computador que afecta a los sistemas que marchan con Windows 10 y que podría exponer a los usuarios a esenciales brechas de seguridad o bien a ser observados, conforme fuentes conocedoras de este tema. El portal Krebs on Security, confirma la existencia de esta «vulnerabilidad de seguridad excepcionalmente grave», como lo ha calificado.

Este descubrimiento ha sido relacionado con un fallo pasado que la propia NSA parovechó para crear la herramienta Eternal Blue, que funcionaba en todos las versiones de Windows. Conforme Krebs on Security, la compañía tecnológica ha comenzado a repartir el parche este martes, tras corregir el fallo anteriormente para el ejército de USA y otros clientes del servicio que administran las claves de la infraestructura de internet.

Fuente: ABC.es

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *