ACS continúa mejorando sus posibilidades. El conjunto de construcción y servicios que encabeza Florentino Pérez logró en los primeros 9 meses un beneficio de 769 millones de euros, un 11,2% más que en exactamente el mismo periodo del ejercicio precedente, conforme ha informado el día de hoy la compañía. La firma impulsó sus ventas un seis,3%, hasta los 28.800 millones de euros, merced a la mejora de su negocio en Norteamérica, Australia y España, las 3 áreas de mayor relevancia para sus cuentas. La diversificación geográfica es uno de los grandes pilares de ACS. América del norte es, con diferencia, la zona más esencial para el conjunto, puesto que representa el 48% de su facturación. Europa, excluida España, representa el 20%; Australia, el 19%; Asia, el seis%; América del sur, el seis%; y África, el 1% sobrante. España supone el 15% de su negocio. Por países, EE UU, Australia, España, Canadá y Alemania contribuyeron con el 82% del total de sus ventas. El beneficio salvaje de explotación (Ebitda) de ACS hasta septiembre medró un 10,8%, hasta los dos.406 millones de euros. Los márgenes sobre ventas lo hicieron en 40 puntos básicos, hasta el ocho,4%. La compañía atribuye este buen desempeño no solo a la firmeza de sus actividades sino más bien asimismo a la aportación a sus cuentas de su participación en Abertis. El beneficio del área de infraestructuras del conjunto mejoró hasta septiembre un cinco,6%, situándose en 470 millones de euros, merced a la mejora de las cuentas de la concesionaria. Si en 2018 su contribución a los resultados de ACS fue de 123 millones de euros, este año ha sido de 193 millones de euros. En el área de infraestructuras, Abertis impulsó el beneficio de concesiones hasta los 206 millones, un 60,5% más, al tiempo que construcción se contrajo hasta los 263 millones de euros, un 16,7% menos. ACS atribuye este retroceso a un «incremento de los minoritarios» en su filial alemana, Hocftief, por la venta de un 23,86% de la compañía a la italiana Atlantia en el marco del pacto que alcanzaron el año pasado esta firma y el conjunto ACS para adquirir de manera conjunta Abertis. El negocio constructor en sí se comportó de forma positiva. Las ventas se acrecentaron un siete,2%, hasta los 22.291 millones de euros. Sus márgenes sobre ventas se ubicaron en un siete% tras medrar un ocho,2%, mejorando en 10 puntos básicos con respecto al mismo periodo de 2018. La facturación de los servicios industriales de ACS mejoró un tres con cuatro%, hasta lograr los cinco.283 millones de euros. La compañía ha atribuido la mejora a «la positiva evolución del mercado nacional, impulsado por la inversión en activos de energías renovables, y el desarrollo en las actividades de mantenimiento industrial». El Ebitda de la división alcanzó los 554 millones de euros, un tres con cuatro% más que en exactamente el mismo periodo del año pasado, con un margen sobre ventas que se situó en el 10,5%. En lo que se refiere al área de servicios ciudadanos, sus ventas mejoraron un cinco,3%, hasta lograr los 1.180 millones de euros. Su Ebitda alcanzó los 71 millones de euros, un nueve% más que en exactamente el mismo periodo del año precedente. El margen sobre ventas se situó en un seis%, 20 puntos básicos mejor que el año precedente. Su beneficio neto se situó en 29 millones de euros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *