À Punt va a animar a los televidentes a sintonizar este canal en el botón nueve del mando, «de donde jamás debía haber salido», en una campaña de marketing que coincide con la resintonización obligatorio de frecuencias, conforme ha anunciado su directivo general,
Alfred Costa
.

«Apuntal 9» va a ser el leimotiv, tal y como ha señalado en su comparecencia en la Comisión de Radiotelevisión Valenciana y del Espacio Audiovisual de Les Corts, a la que ha acudido frente a las peticiones de comparecencia pedidas por todos y cada uno de los conjuntos para abordar su administración en los primeros 100 días en el cargo, la situación de la sociedad, los proyectos de futuro y la actividad a lo largo de la pandemia de Covid-19.

Costa ha instado a apelar a ese «imaginario colectivo» de la ciudadanía con la extinta Canal nueve que hace que la gente pueda fidelizar la T.V. en el nueve.

Con respecto a la crisis sanitaria de la Covid-19, ha señalado que la radiotelevisión ha logrado «sintonizar con la audiencia» y ha agradecido su tarea a los trabajadores de la casa, que en una situación «de temor, cuando absolutamente nadie debía ni deseaba salir a la calle, asimismo se la jugaron para dar el servicio público».

«La fotografía del servicio público de À Punt va a quedar siempre y en toda circunstancia en la memoria de toda la sociedad valenciana por su contribución a la transmisión de lo que pasaba», ha dicho, resaltando que no ha habido ningún caso positivo interno de coronavirus en la plantilla.

Ha precisado que la media de trabajo a distancia en la sociedad y la empresa ha sido del 40%, llegando al 90% en ciertos departamentos, y los costos derivados de la pandemia «no han comprometido en ningún caso ni la continuidad del servicio ni las previsiones presupuestarias para la próxima temporada».

Específicamente, Costa ha cifrado en 64.000 euros el costo de las sustituciones del personal de baja por pertenecer a colectivos frágiles, y en 130.000 euros el de la adquisición de material de seguridad y protección frente al virus.

«No puedo ocultar que se vivieron instantes de gran tensión», ha aceptado, mas ha agregado: «Era el instante de hacernos indispensables, hora de probar la trascendencia de contar con una radiotelevisión pública».

De esta manera, ha puesto en valor que se tresdoblaron las horas de directos, hasta 160 por mes, se sostuvo la oferta de entretenimiento y se apostó asimismo por el contenido educativo en la T.V..

Publicidad
Sobre los ingresos promocionales «en tiempos de pandemia», ha indicado que el mes de marzo se presentaba con la predicción de la mayor colecta, de unos 140.000 euros, vinculada en parte a las fiestas y la entrada de publicidad nacional, y por último fue de 96.300 euros, un 13% más que un año ya antes, en un mercado en que las televisiones nacionales y la FORTA estaban en descenso.

En el mes de abril la facturación rondó los 86.000 euros (+8,22% interanual) y en el mes de mayo se reflejó el efecto Covid, con 70.000 euros, si bien ha señalado que «diez nuevos clientes del servicio se sumaron a la cartera anunciantes al ver el incremento de la audiencia». El mes de junio apunta a una «tímida restauración» con prácticamente 130.000 euros.

Este año «no va a ser simple», ha advertido, mas ha asegurado que mismo se está ocupando personalmente de visitar empresas y ofrecerles À Punt como marco para sus promociones.

Con respecto a la audiencia, ha señalado que miles y miles de espectadores han descubierto À Punt a lo largo de la pandemia y «ese aparente superpoder acarrea una esencial responsabilidad: sostener a pico y zapa ese compromiso de calidad». Y ha instado a hacerlo en verano, cuando de forma tradicional baja el consumo televisivo, y singularmente con la nueva programación en otoño.

Las cantidades «dejan ser optimistas», ha dicho, puesto que la T.V. llegó en el mes de abril y mayo a dos con cinco millones de espectadores y la media diaria ha sido de 30.000. «Proseguimos trabajando para localizar la fórmula mágica con la que ir medrando», ha dicho.

Entre los proyectos en psique, ha señalado que se ha lanzado así como Turisme una llamada al ámbito para lanzar proyectos audiovisuales que promuevan el turismo en la Comunitat Valenciana, «programas divulgativos y entretenidos para el prime time» que tengan asimismo «herramientas idiomáticas y televisivas precisas para viajar a otras plataformas nacionales o bien internacionales donde enseñar la excelencia, calidad y seguridad de la oferta turística valenciana».

Asimismo ha avanzado que este verano se sostendrán 3 franjas de información con exactamente la misma duración y se fortalecerá la programación de tarde con un producto «muy fresco». Además de esto, ya antes del informativo de la tarde va a haber un programa «muy curioso» de cocina, ha avanzado.

Audiencia de las misas
Ciertos conjuntos políticos han preguntado a Costa sobre el futuro de las retransmisiones de misas todos los domingos por la mañana, iniciadas esta pandemia. Unides Podem ha advertido de que no entra en las funciones encomendadas a la cadena mientras que otras formaciones como Vox o bien Ciudadanos han apuntado a sus cifras de audiencia y el servicio que se da a los ciudadanos.

A este respecto, Costa ha señalado que había una demanda existente en torno a la transmisión de los actos rituales, singularmente por la parte de un conjunto muy frágil por edad que no podía salir de casa y se sometió a votación en el Consejo Rector, que vio de qué forma «en la laica Francia, la protestante Alemania y muchas autonómicas» españolas ofrecían esos espacios.

«Solo les puedo decir lo que ha dicho el Consejo Rector, que se sostendrá mientras que haya restricciones a la movilidad», ha insistido, para añadir que comprende que en el instante en que haya mayor relajación en la ocupación de los templos y la movilidad va a poder alterarse esa resolución. «Mi obligación ahora es sostener esa confía en antena, cuando se decida, va a desaparecer», ha reiterado.

Con respecto a la posibilidad de ofrecer contenidos
en español, como ha planteado el Partido Popular, para acercarse a los ciudadanos castellanohablantes, ha señalado que este verano por poner un ejemplo se marchan a producir tradicionales de García Berlanga en su versión original y ha instado a localizar «lugares de consenso·.

«La ley afirma lo que afirma, hay que llegar a pactos que en muchas ocasiones están más en sus manos que en las nuestras», ha señalado frente a los miembros del Congreso de los Diputados.

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *