A juicio siete miembros de la antigua cúpula de iDental por fraude



El juez del caso iDental, José de la Mata, ha procesado a siete miembros de la ex- cúpula del conjunto odontológico por 24 delitos contra la Seguridad Social que ocasionaron un perjuicio de 23,6 millones a las arcas públicas, dentro una pieza separada de la causa que va a ser la primera en ser juzgada. El juez ve rastros para juzgar a los primeros administradores del conjunto, Vicente Castañer y Antonio Javier García Pellicer, como a los siguientes dueños, Luis Sans Huecas y los hermanos José María Garrido López y Juan Garrido López. Asimismo a otras 2 personas que cooperaron con ellos, José Luis González y Domingo Bejarano Calabuig. Piensa que los hechos son constitutivos de 24 delitos contra la Seguridad Social y cifra en 23,6 millones el perjuicio económico que han ocasionado los impagos del conjunto iDental y del Instituto Odontológico Asociados (IOA, con el que procuraron reiterar la estafa). De esta forma, el juez concluye la investigación de esta pieza de la macrocausa, que se prosigue por delitos de estafa, apropiación incorrecta, falsedad, administración fraudulenta, levantamiento de recursos, blanqueo, lesiones y contra la salud pública. De la Mata estima que el conjunto iDental comenzó a amontonar irregularidades cuando García Pellicer y Vicente Castañer ocupaban los cargos de responsabilidad en sus empresas y que siguieron medrando tras el relevo de estos y el nombramiento de González Sánchez. Especifica las diferentes etapas de iDental y del IOA entre 2015 y 2018, en las que los investigados desarrollaron maniobras que «apuntan el ánimo defraudatorio de los responsables del conjunto, que revelan el vaciamiento patrimonial del mismo a través de la salida de fondos o bien produciendo falsas obligaciones para su provecho en el caso de acuerdo concursal». El juez distingue 2 etapas en el fraude de iDental, una primera en la que se amontonaron 8,5 millones de deuda y una segunda en que llegó hasta los 16,6 millones. A esto suma un tercer periodo, cuando se trató de reiterar la estafa con el Instituto Odontológico Asociados en el que los impagos fueron de uno con siete millones. En una primera etapa, estando al frente de las 55 empresas del conjunto iDental Castañer y García Pellicer, concluye que los impagos amontonados «en diferentes periodos de los años 2015, 2016 y 2017 suman ocho.514.927 euros de deuda primordial». En un segundo periodo, la responsabilidad en estos actos defraudatorios recae sobre Sans y los hermanos Garrido López, al paso que González habría cooperado como testaferro. Sans vivió la etapa en la que, conforme el juez, «la realidad es la inexistencia de financiación y el hecho de que, la que se empleó, procedía de inversores externos en otro conjunto de clínicas bucales (IOA) que exactamente los mismos responsables desviaron a iDental». A estas cantidades, De la Mata agrega los impagos de las compañías del conjunto IOA, que suman 1, siete millones de 2017 a noviembre de 2018, y de los que el juez responsabiliza a Sans, a los hermanos Garrido y al supuesto testaferro Domingo Bejarano Calabuig.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *