Ni una duda cabe sobre la belleza de las calles y los palacios de la ciudad de Roma. Es desde entonces una de las urbes más preciosas del planeta. La pena es verla tan descuidada. El vandalismo en las urbes va en incremento y a los que lo ejecutan, les da lo mismo que sea un cubo de basura en donde pegan sus adhesivos promocionales que un muro de un edificio con siglos de historia. Si charláramos de los grafiteros, precisaríamos mucho espacio para describir las brutalidades que cometen. Semeja que cuanto más atractivo sea su diseño y además de esto, en un muro de piedras viejas, mejor es. Puesto que va a ser para ellos, para los que destruyen testeras y muros. Probablemente cuando trazan sus grafitis, gozan enormemente, sin caer en la cuenta de la brutalidad que están cometiendo. Prati es uno de los distritos más tradicionales de la ciudad de Roma. Muy próximo al Vaticano y lindante al río Tiber. En la temporada de los romanos, este distrito era zona de viñedos y sembradíos de cañas de azúcar. Su nombre deriva del latin Prata Neronis – Prados de Nerón -Después adquirió el nombre de Prati di San Pietro – Prados de San Pedro – por la proximidad al Vaticano. En esta área de la ciudad de Roma se halla el Teatro Adriano estrenado en 1898 y el Palacio de Justicia en el año 1911. Limpiando calles, farolas y paredes. Caminando por Prati, me hallé de frente, a un conjunto de estudiantes, vestidos con chalecos azules en los que ponía en la parte posterior : “cittadini volontari” – ciudadanos voluntarios y un logo de RETAKE, que conforme describe en su página es – “un movimiento (Onlus) de ciudadanos, sin fines de lucro y sin partido, comprometidos en la lucha contra la humillación, en la mejora de los recursos públicos y en la difusión del sentido civil en el territorio”-. Los chicos portaban asimismo escobas, recogedores, bolsas de basura y cubos para verter los desechos. Los vecinos del distrito, conforme pasaban delante, los observaban por minutos siguiendo después su camino por las calles del distrito. Yo no deseé quedarme con la duda y me aproximé miedosa a que no quisiesen dar explicaciones de lo que estaban por hacer. Ha sido realmente agradable haber sido tan bien recibida por el primero al que me aproximé, que además de apuntarme lo que harían esta mañana los chicos estudiantes, me indico en donde podía hallar al organizador de esta acción y allí que fui. Fabrizio Mencaroni, un hombre con gran personalidad y super educado, admitió encantado que lo grabase y asimismo a explicarme a que se dedican estos estudiantes. Cuando le pregunté si los voluntarios se dedicaban a la limpieza de las calles de la ciudad de Roma, de forma inmediata reaccionó corrigiéndome “ Nosotros no nos dedicamos a hacer la limpieza de la ciudad de Roma, sino más bien a devolverle el decoro y a la difusión del sentido civil en la ciudad” Conforme Mencaroni, la Asociación ha crecido mucho en los últimos tiempos desde su fundación. A lo que se dedican lo dejan clarísimo en su perfil de Fb senalando meridianamente su mision Non Profit No Partitica No Degrado Amore per Roma En su cuenta de Twitter @Retake_Roma , muestran meridianamente que no solo cooperan en los distritos de la ciudad de Roma quitando pegatinas sino más bien en sitios ribereños como Ostia recogiendo restos plásticos o recorriendo zonas verdes limpiando lo que daña a la naturaleza y a todo esto, se aúna que asimismo invitan a participar a extranjeros que están de visita en Italia a fin de que se sientan una parte de sus urbes y tomen conciencia. Acercándolos a la realidad, sienten la urbe más suya. Estos son los 4 pilares de la asociación: 1.- Progresar la calidad de la vida con acciones dedicadas a la reducción del degrado y favoreciendo el sentido civil de los ciudadanos y turistas… dos.- Aumentar la cultura solidaria y de ciudadanos activos tres.- Sostener la lícita expresión artística fundamentando en la Street Art, impulsando artistas con talento y fomentando el arte en lugares públicos y privados cuatro.- Favorecer a la integración social en las zonas urbanas de la periferia para una visión de un mayor orgullo y sentido civil Sería fantástico que tanto residentes como turistas, se sumaran a ideas de este estilo. Todo sería todavía más bonito…si cabe.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *