El 70% de los españoles nunca ha utilizado su tarjeta de débito fuera de España, de acuerdo con un informe sobre pagos transfronterizos elaborado por Visa. La razón principal es que piensan que las comisiones por pagar con tarjeta de débito en el extranjero son mayores que por utilizarlas en el territorio nacional. No es de extrañar, pues “sacar dinero en un cajero de un país de la zona euro puede acarrear más de tres euros en comisiones. Un coste que podría triplicarse si la misma operación se realiza en un país con una moneda distinta” nos explica la experta en finanzas de HelpMyCash.com Agustina Battioli. De hecho, el 80% de las tarjetas de débito en España cobran comisiones por operaciones en el extranjero. Usar las tarjetas en Europa sin que te cobren comisiones Al viajar a un país que utilice el euro como moneda oficial, las compras con tarjeta no acarrearán comisiones, independientemente del tipo de tarjeta que utilicemos y del banco que sea. Una opción muy cómoda si el país al que viajamos tiene un uso extendido de los pagos con tarjeta, nos explica HelpMyCash en su informeLa guía definitiva para saber con qué tarjeta viajar. Pero ¿qué ocurre si necesitamos efectivo en el país de destino? En este caso sacar dinero en un cajero en el extranjero tendrá dos comisiones: la comisión que nos cobrará nuestro banco, que ronda el 4% con un mínimo de 3 euros, y la surcharge fee, la comisión que nos cobrará el banco propietario del cajero, la cual está regulada a un máximo del 0,2% a débito. Así, si decidimos sacar 100 euros en un cajero de la zona euro nos cobrarán 4,2 euros. Por suerte, existen algunas tarjetas de débito que no cobrarán la comisión bancaria al usarlas en la zona euro. Por ejemplo, la Tarjeta Visa imaginBank y la Tarjeta Inteligente de Evo Banco nos permiten sacar dinero sin comisiones en cajeros europeos sin límite. Además, la Tarjeta MasterCard de N26 nos permite sacar dinero gratis hasta cinco veces al mes. Además, no todos los bancos extranjeros cobrarán la surcharge fee, por lo que es posible ir probando en distintos cajeros hasta encontrar uno que no nos cobre esta comisión. Usar las tarjetas en países con otra moneda sin costes adicionales Si viajamos a un país que no utilice el euro, además de las comisiones por sacar dinero, deberemos tener en cuenta la comisión por cambiar de moneda. Así, realizar compras con tarjeta en un país con otra moneda no está exento de comisiones, sino que deberemos tener en cuenta el 3% de media que nos cobrará el banco en concepto de cambio de divisa, lo que supone tres euros en comisiones por cada compra por valor de 100 euros. Al sacar dinero, tendremos que pagar la comisión que nuestro banco nos cobre por retirar efectivo de un cajero internacional más la surcharge fee, que no está regulada fuera de Europa y su coste puede variar desde los pocos céntimos hasta los 15 euros. Así, si sacamos el equivalente a 100 euros en un cajero fuera de Europa, tendríamos que pagar tres euros de comisión bancaria, la surcharge fee que (de media) es de cuatro euros más tres euros por el cambio de divisa, lo que supone un total de 10 euros en comisiones. Para operar con una tarjeta fuera de Europa, existen algunas entidades que eliminarán la comisión por cambio de divisa, lo que nos permitirá realizar compras sin comisiones. Además, también eliminarán la comisión por sacar dinero. La mejor tarjeta en este sentido es la Tarjeta Tú NX de Abanca, disponible para menores de 34 años, la cual nos permite sacar dinero gratis hasta cinco veces al mes en el extranjero y no tiene comisión por cambio de divisa. Además, podremos encontrar cajeros en los que nos ahorraremos la surcharge fee, lo que nos permitirá operar sin comisiones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *