La consejera de Salud del Gobierno de Navarra, Santurrones Induráin, ha reconocido que la situación de las listas de espera en el mes de agosto, con 43.802 personas para primera consulta y siete.200 para operaciones quirúrgicas, «no es ni muchísimo menos la deseada» y ha asegurado que se trabaja para reducir estas cantidades a niveles anteriores al comienzo de la pandemia.

«La situación en listas de espera, sobre todo en primera consulta, no es buena. Son datos que no serían asumibles en condiciones normales y somos siendo conscientes de que están afectando a bastantes personas», ha expuesto Induráin, en una comisión parlamentaria pedida por Navarra Suma.

La consejera ha remarcado que la Comunidad foral «ha sufrido y prosigue sufriendo una situación inusual sin precedentes que ha perjudicado al sistema sanitario» y ha subrayado que la pandemia «ha tenido un impacto directo y determinante en las listas de espera».

De esta forma, conforme ha señalado, tanto la lista de espera de primera consulta como la quirúrgica «han ido medrando desde primavera», mas ha explicado que, «adoptando una perspectiva temporal más extensa», en el mes de agosto «los datos están en una situación como poco afín a enero». En su entender, este hecho «asimismo merece una reflexión a favor del gran esmero de adaptación del sistema y de los profesionales, que no han parado de hacer cosas y reordenar».

Conforme ha indicado la consejera, «hasta en los peores instantes de la pandemia todos y cada uno de los planes acorazaron sostener todas y cada una de las consultas y operaciones no demorables que afectaban a situaciones vitales». Y ha explicado que en el mes de abril, en el peor instante de pandemia, hubo 865 operaciones quirúrgicas, de las que 339 fueron urgentes y 526 programadas.

Además de esto, ha detallado que en los centros de salud de día se ha continuado con los tratamientos no aplazables. De esta forma, por servirnos de un ejemplo, en el mes de abril se registraron 1.515 tratamientos de oncología a 1.254 pacientes diferentes.

«El sistema no ha parado si bien no haya podido llegar a todo», ha expuesto Induráin, para recalcar que desde junio «todos y cada uno de los centros se han centrado en la restauración de la actividad frecuente, si bien no se ha llegado a los niveles de actividad de otros años por las medidas de seguridad indispensables y la llegada del periodo vacacional».

Entre otros muchos datos, la consejera ha explicado que la actividad amontonada anual de consultas presenciales (primeras y consecutivas) hasta agosto del año vigente efectuadas en internet supone el 74% de la efectuada en exactamente el mismo periodo en 2019. Si se agrega en el cálculo las consultas no presenciales y las interconsultas efectuadas, la actividad de consultas externas efectuada en internet en el año 2020 supone el 88% de la efectuada en el año 2019.

Además, la actividad quirúrgica total efectuada hasta agosto en 2020 en internet es el 75% de la del 2019, al paso que si se centra solo en la ligada a lista de espera supone el 74%.

Para Induráin, «a pesar de que los datos sobre el amontonado de las listas de espera son altos y no deseados, la verdad es que el sistema no ha parado, todo lo opuesto, mas resulta bastante difícil en tan poco tiempo darle la vuelta a todo lo derivado en estos meses de pandemia». Y ha señalado que los datos absolutos de listas de espera son «mejores» que los de enero, de tal forma que se registran 149 personas menos en listas de espera de primera consulta y 716 menos en la lista quirúrgica, «si bien no podemos decir lo mismo de los tiempos de espera».

En su intervención, la consejera ha aceptado que «no será simple, en estas circunstancias, reducir el número de personas en lista de espera de forma radical».

Conforme ha avanzado, en el mes de octubre, si se sostienen las previsiones actuales de apertura de consultas por la tarde, hay servicios que podrán llegar a prácticamente el 100% de su actividad preCovid. La actividad quirúrgica está programada al 100% de lo común en programa de mañana y tarde y las pruebas complementarias recobran la programación prevista ya antes de la pandemia, conforme Induráin.

Del mismo modo, ha precisado, se marcha a ahondar en el sistema de interconsultas ampliadas entre profesionales que «van a permitir una mayor agilidad y apoyo a la resolución de las atenciones (asimismo en Primaria) con reducciones en los tiempos de espera para los pacientes».

Cristina Ibarrola, de Navarra Suma, ha considerado que la consejera ha efectuado una valoración «sesgada» con «la gráfica que le resulta de interés pues el resto no le salía bien» y ha pedido a la consejera «más información» sobre los tiempos de espera. Ha afirmado que «no sirve de disculpa la pandemia» pues «los meses precedentes tampoco se había hecho nada en listas de espera» y ha tendido su mano a la consejera para «trabajar de manera conjunta para el bienestar de la sociedad y no para solicitar unidad política solo y solamente para no criticar su administración».

Asimismo la parlamentaria de Geroa Bai Ana Ansa ha afirmado que «los datos de las listas de espera no son buenos», mas ha valorado que si bien «el porcentaje de consultas haya sido estadísticamente más bajo, se haya mantenido en un nivel de actividad bastante alto dadas las circunstancias». Sin embargo, ha protegido que «ahora urge ir recobrando la plena capacidad, incluso cuando la Covid prosiga estando acá y la situación epidemiológica empeorando».

Por la parte de EH Bildu, Txomin González ha señalado que el tema de las listas de espera es «un problema médico y asimismo de administración» y ha señalado que «a lo largo de los últimos tiempos se ha podido revisar que muchas de las oscilaciones que han tenido ha sido debido a resoluciones que se han tomado de carácter político».

Fuente: ABC.es

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *