3 consejos básicos para el cuidado personal de nuestra barba

La primera impresión nunca debería ser algo definitivo, pero sí que es verdad que juega un papel muy importante en cómo nos relacionamos con los demás. A veces, con el estrés y la rutina del día a día es un poco complicado sacar tiempo para poder realizar todos aquellos pasos que sirvan para cuidar y mejorar nuestro aspecto. Por eso, vamos a repasar una serie de trucos rápidos para mejorar y cambiar drásticamente nuestra imagen a mejor.

La barba es un elemento importante

Hoy, no concebimos la estética de un hombre sin un estilo de barba concreto. Da igual como la tengas, lo suyo es cuidarla y mimarla mucho para que luzca siempre fenomenal. Y es que es uno de los aspectos del cuerpo del hombre que más mantenimiento necesitan, porque aunque dependa un poco de la capacidad del vello facial de cada uno, suele necesitar un repaso, recorte y control cada 3 o 4 días.En Belanfit podemos ver modelos de cortabarbas que nos ayudarán en gran medida con ese mantenimiento. Simplemente debemos determinar si por un lado queremos un crecimiento uniforme, teniendo toda la barba al mismo nivel con lo que deberíamos empezar el mismo número de cuchilla para todas las zonas o, por el contrario, si crece más por unas zonas que por otras, igualar recortando siempre un poco más la zona que más abundante crece.

Algo en lo que no solemos caer pero que es muy relevante a la hora de cuidar nuestra barba es marcar los límites sobre dónde termina. Y es que es difícil suponer el grosor que queremos, pero es más complicado aún saber cuál es el límite donde concluye la barba. Pues bien, para que esta quede lo más estéticamente posible debería estar prácticamente un dedo por encima de la nuez. Así, tendremos siempre una línea clara a tener en cuenta y podremos domar nuestra barba de una forma efectiva.  Para ayudarnos con esto, podemos marcar esa línea con la maquinilla para después poder retirarla con una cuchilla de afeitar, que siempre dejará más depurada la zona, manteniéndola más limpia durante más tiempo. Una vez hemos entendido esta base, vamos a pasar a mencionar 3 consejos rápidos que nos ayudarán a tener siempre una barba digna de concurso.

3 consejos básicos para mejorar y controlar la barba

  • Utiliza un aceite especial para tu barba: Es indispensable para la salud de la misma. Ayuda a un mayor control y evita todas aquellas impurezas que se pueden alojar en ella. Debemos aplicar muy poco, con dos gotas esparcidas por la palma de nuestras manos es más que suficiente. Después de la ducha y con la barba húmeda, ni mojada ni completamente seca, nos la aplicamos con un leve masaje rápido para esparcirla lo mejor posible por todo el contorno. También es ideal para combatir problemas de la piel que podemos originar a través de la barba, como puede ser la caspa o la picazón debido a la sequedad.
  • Péinate: Sí, sabemos que quieres tener una barba larga, salvaje y frondosa, pero eso no es incompatible con llevar algo peinada. Dependiendo de qué clase de pelo tengamos, necesitaremos un tipo de peine u otro. Si es muy rebelde y rizada, seguramente lo mejor sea utilizar un peine de acero, y si es suave y ligera uno de madera de haya con cerdas naturales. Si bien es cierto que la mayoría de los pelos de una barba siguen un mismo sentido fácilmente, esto se torna un poco complicado cuando la barba es mucho más abundante. En este último caso necesitamos empujar con paciencia y esfuerzo todos esos pelos en la dirección que toca
  • Elige un tipo de barba que combine con la forma de la cara: Al ser algo que llevaremos con nosotros todo el día, la barba debería ser una de esas cosas que potencian todos nuestros puntos positivos y no un foco que perjudique o empeore la imagen de nuestro rostro. Debemos elegir una barba acorde a si tenemos una cara alargada, ovalada o redonda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *