La mayor incidencia de los enfrentamientos laborales ha disparado el número de horas perdidas nada menos que un 100% en lo que va de año, hasta duplicar los 8 millones de horas tiradas a la basura por las huelgas en el primer semestre de 2018. Específicamente, conforme el último informe de conflictividad de CEOE, en el primer semestre del año se amontonan 303 huelgas, que implican a 845.018 trabajadores. Este dato se traduce en 16,18 millones de horas de trabajo perdidas. Medra de este modo tanto el número de horas de trabajo no efectuadas como el porcentaje de trabajadores implicados y el número de huelgas en comparación con mismo periodo de 2018. En los 6 primeros meses del pasado año, se computaron 298 huelgas, solo 5 menos que en exactamente el mismo periodo de 2019. No obstante, la cantidad de participantes directos en estos enfrentamientos implicó a 262.000 personas menos (583.090), lo que se refleja en medio de horas de trabajo perdidas que en exactamente el mismo periodo de 2019 (ocho.066.392). Las horas perdidas en el primer semestre de 2018 ya fueron un 51% más que en exactamente el mismo periodo del año precedente, con lo que el número de horas perdidas por las huelgas se ha aumentado un 151% en los primeros 6 meses desde 2017. Se da la coyuntura de que en el primer mes del año, febrero, mayo y junio del actual año tuvieron sitio las huelgas en el ámbito del taxi, las huelgas generales en Cataluña y las producidas en el ámbito educativo y del metal, respectivamente, conforme recuerda la patronal en su informe. Excluyendo huelgas en servicios de carácter público y de clase extralaboral, hasta junio tuvieron sitio un total de 190 huelgas (-11,dos%), secundadas por 50.396 trabajadores y por las que se perdieron algo más de 2,1 millones horas. En los 6 primeros meses de 2019, tuvieron sitio 100 huelgas en empresas o bien servicios de carácter público, que fueron secundadas por 794.038 trabajadores, en las que se perdieron 14 millones de horas de trabajo, el 87,5% de las horas perdidas por huelgas. En lo relativo a las cifra del pasado mes, en el mes de junio se empezaron 33 huelgas, secundadas por 30.134 trabajadores, lo que se tradujo en 1.083.792 de horas de trabajo perdidas –incluyendo las perdidas en huelgas que empezaron en meses precedentes y que siguieron en el mes de junio–. Las horas de trabajo perdidas en junio pasado fueron prácticamente un 120% superiores a las que se registraron en exactamente el mismo mes del pasado año. En el mes de junio de 2018, se contabilizaron 37 huelgas, 4 más que este año, que afectaron a ámbitos y empresas con un total de 75.387 trabajadores en plantilla, de los que 12.273 resultaron de manera directa implicados. A consecuencia de estas huelgas, se perdieron 493.992 horas de trabajo. Además de esto, el documento de la patronal remarca que en el mes de junio continuaron en huelga otros dos.766 trabajadores que participaron en paros iniciados meses ya antes que prosiguieron vivos a lo largo de el mes pasado. Con respecto a la conflictividad rigurosamente laboral, en el mes de junio pasado tuvieron sitio 23 huelgas (-11,54%), que fueron secundadas por 25.115 trabajadores y en las que se perdieron 302.656 horas de trabajo. La conflictividad laboral del pasado mes incidió singularmente en la provincia de Vizcaya, con seis huelgas, seguida de Barna (cinco) y la capital española, Ávila, Guadalajara y Las Palmas (dos). Atendiendo a los trabajadores que participaron en las huelgas resalta Vizcaya, con 24.017 participantes, Barna (814) y Guadalajara (394). También, desde la perspectiva de las horas no trabajadas asimismo sobresalen Vizcaya, con 761.488 horas perdidas; la capital española, con 54.336, y Barna (40.176). Los ámbitos de actividad económica donde se perdieron más horas por las huelgas en el mes de junio fueron el del metal (70,69%), el del transporte y las telecomunicaciones (11,93%), las actividades sanitarias (ocho,75%) y el comercio (tres,59%). En lo que se refiere a las causas de la conflictividad laboral, aumentaron en tres.676 el número de trabajadores que secundaron las huelgas por expedientes de regulación de empleo (EREs).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *